Bogotá cuida la vida con los programas para pacificar el tránsito

La pacificación de las vías ayuda a cuidar la vida de los ciudadanos

La pacificación de las vías ayuda a cuidar la vida de los ciudadanos. Foto: Pixabay

Lee antes de compartir:
17 • Jun • 2019
Publicado por: Edgar Medina
17 • Jun • 2019
Publicado por: Edgar Medina

Logo impopulares pero eficientesPacificar las vías es esencial para cuidar la vida de los ciudadanos de Bogotá. Uno de los mayores retos en términos de movilidad es reducir la velocidad en las calles para, así, bajar los indices de accidentalidad.

Tan solo el año pasado fallecieron tres personas cada dos días en accidentes viales (una cada 16 horas) y, según el diario El Tiempo, con corte en 10 de abril de este año, se tiene registro de un total de 107 fallecidos por siniestros viales en la capital.

Las víctimas de la velocidad son principalmente los peatones, los ciclistas y motociclistas. En 2018 se registraron 238 peatones que perdieron la vida. En 2017, fueron 272.

"En Bogotá solo 10 por ciento de los fallecidos son ocupantes de vehículos. La mayoría de las víctimas de la alta velocidad son quienes van afuera del vehículo, quienes no tienen ninguna responsabilidad con que el conductor exceda la velocidad", indica Andrés Vecino, investigador asociado de Johns Hopkins University.

Durante la semana, todos somos peatones en algún momento y nuestras familias también lo son. Debemos llegar a un acuerdo social en el que nos comprometemos a no atentar contra nuestras propias familias y nuestra vida y esto sólo se logra reduciendo la velocidad en la vía”, añade. 

Un camino para reducir la velocidad es instalar reductores en las vías. El Distrito emplea tres tipos para hacer respetar la velocidad límite en la calles de la ciudad y pacificar la movilidad:

Resaltos: son los llamados policías acostados, de color amarillo y negro, hechos de plástico.

Hitos: son tubos amarillos con bandas reflectivas blancas y están hechos de plástico.

Estoperoles: tienen forma de botón y son de cerámica o plástico.

"Diversas investigaciones demuestran que la reducción en las velocidades sí funciona para disminuir el riesgo de ser atropellado: ocho veces mayor si el vehículo va a 50 kilómetros por hora, en comparación con los que solo transitan a 30", reseña El Tiempo

Durante 2018, la Secretaría de Movilidad implementó 3.218 reductores de velocidad que equivalen al 60  por ciento del total de las intervenciones de pacificación adelantadas por la Alcaldía Peñalosa.  

Desde 2016 hasta el 30 de marzo de 2019 se han instalado 5.371 reductores de velocidad en todas las localidades.  

En la siguiente imagen puedes ver un reductor de velocidad instalado en la zona G:

Si deseas que se instalen o reparen reductores de velocidad en tu barrio, puedes optar por una de estas tres opciones:

- Llama a la línea de atención a la ciudadanía 195 

- Escribe a servicioalciudadano@movilidadbogota.gov.co 

- Instaura una petición en la página

www.bogota.gov.co/sdqs

A este esfuerzo se suman campañas como Visión Cero para Bogotá (#VisiónCeroBOG), de la Secretaría de Movilidad.