Alcaldesa Claudia López propone a los jóvenes una nueva ‘Séptima Papeleta’

Claudia López- La Alcaldesa reiteró que en este momento el país necesita un cambio de protagonistas políticos y un mandato de la juventud.
Publicado:
4
Jul
2021
Escucha la noticia

Treinta años después de la ‘Séptima Papeleta’ que dio vida la actual Constitución de 1991, la Alcaldesa Mayor de Bogotá, Claudia López, les hizo un llamado a los jóvenes: “Luchar vale, luchar siempre de manera pacífica, democrática, beligerante en las ideas y en la demanda de cambios, pero pacífica en las obras, beligerante en las exigencias, pero propositiva (…) Yo creo que esa es la gran lección desde entonces, que luchar vale, que la acción colectiva vale, que la acción pacífica es la que realmente logra cambios democráticos”.

Agregó la mandataria de los bogotanos: “Yo creo que realmente los jóvenes necesitan una ‘Séptima Papeleta’, los jóvenes hoy quieren Educación Superior, gratuita, pertinente, que los lleve a empleo, a la academia pero que le dé opciones de vida, quieren proteger el medio ambiente”.

En diálogo con Noticias Caracol, la alcaldesa reiteró que en este momento el país necesita un cambio de protagonistas políticos y un mandato de la juventud, “yo invitaría a los jóvenes de hoy a que a través de la ‘Séptima papeleta’ de este tiempo de un mandato juvenil que los jóvenes le digan a los políticos lo que quieren que hagan por esta generación, le den la orden de hacer la reforma civilista a la policía que está pendiente, le den la orden a la clase política de hacer el sistema de Educación Superior público, gratuito y pertinente que está pendiente, le den la orden de tomarnos en serio el desarrollo sostenible, le den la orden de cumplir la consulta popular anticorrupción, de que los congresistas se bajen el salario, se limiten en periodo”, enfatizó la mandataria. 

 

 

También les dijo que este es el momento no solo de proponer una ‘Séptima Papeleta’, sino de vincularse a la política, “los políticos de siempre no van hacer las reformas que ustedes demandan, háganse elegir en los Consejos de Juventud de sus municipios, háganse elegir al Congreso de la República”.

Propuso que uno de los mandatos de esa ‘Séptima Papeleta’ sea que se les permita a los jóvenes de Colombia ser elegidos al Congreso de la República desde los 18 años, “no hay ninguna justificación para que un joven a los 18 años, sea mayor de edad para ir al ejército, para ir a la policía, para pagar impuestos y no para representarnos en el Congreso de la República”.

El papel de la alcaldesa Claudia López en la ‘Séptima Papeleta’

La denominada ‘Marcha estudiantil del silencio’, del 25 de agosto de 1989 escribió una página en la historia del país. Sin duda, fue el ápice para que miles de jóvenes comenzaran a estructurar la ‘Séptima Papeleta’, una iniciativa que le abrió la puerta a la Asamblea Nacional Constituyente de 1991.

En ese momento, Colombia enfrentaba una ola de violencia y de inconformismo político que desató en los jóvenes un fuerte rechazo al poder institucional, la indignación colectiva del ‘Movimiento Estudiantil’ como se denominó, se tomó las calles y a través, de una revolución pacífica nacional dio origen al movimiento por la Constituyente.

La hoy alcaldesa de Bogotá, Claudia López, era en ese momento una de las jóvenes que, con apenas 20 años, hacía parte de la iniciativa, “a los cuatro candidatos por los que hubiera querido votar en ese momento, los habían matado; Jaime Pardo, Bernardo Jaramillo, Carlos Pizano y Luis Carlos Galán, era un dolor enorme”, recordó Claudia López.   

Miles de jóvenes del ‘Movimiento Estudiantil’ lograron lo impensado. Una consulta plebiscitaria en las elecciones del 11 de marzo de 1990 que permitiera convocar una Asamblea Nacional Constituyente, la denominada ‘Séptima Papeleta’.

“Desde entonces tuve la convicción de que no iba a permitir que la mafia ni los armados me impusieran por quién podía o no votar, que a través del ‘Movimiento Estudiantil’ por la Constituyente íbamos a lograr rediseñar el sistema político nacional”, expresó.

Sin duda, esa fue una causa común que recogió la indignación del pueblo colombiano y la tradujo en una apuesta social, donde concurrieron diferentes orillas ideológicas con un fin específico; rediseñar el anacrónico sistema constitucional. 

“La Séptima Papeleta nació como idea de una universidad privada, yo venía de la Distrital, una universidad pública del Distrito, y nos convocamos de ambas universidades, eso fue muy importante, esa fue una voz de todas las regiones y de todo el espectro popular público y privado universitario”, narró la hoy mandataria de los bogotanos.

La ‘Séptima Papeleta’, fue entonces, una propuesta adicional en las elecciones de 1990, que se sumaba a los seis tarjetones tradicionales y que elegían (Senado, Cámara de Representantes, Alcaldía, Asamblea, Consejo y consulta interna del Partido Liberal para definir candidato presidencial). La idea con la ‘Séptima Papeleta’ era otorgarle facultades especiales al presidente para convocar una Asamblea Constituyente y reformar la constitución de 1886.

Dijo la alcaldesa, que esa fue la feliz coincidencia de un contexto muy difícil, de una juventud que no se resignó como la de ahora; simplemente a quejarse, sino al contrario, proponer alternativas de solución, “logramos con el respaldo de la ciudadanía convencer a la clase política de que o cambiaba o cambiaba”.

“Fue una época muy bella, fue sobrevivir juntos, fue proponer juntos, fue sacar adelante lo que es hasta el día de hoy mi mayor orgullo en la vida, que no es en la Alcaldía de Bogotá, sino que es haber sido siempre una ciudadana vinculada a las iniciativas ciudadanas, al ‘Movimiento Estudiantil’ por la Constituyente y muchos años después en la Consulta Popular Anticorrupción, ese es realmente el mayor orgullo de mi vida, haber honrado los mecanismos de participación ciudadana que yo misma ayudé a crear con la constitución del 91”, agregó Claudia López.

Esa papeleta adicional logró expresar el sentir del pueblo colombiano, en especial de una generación que interpretó la coyuntura y el agotamiento social originado por la violencia. Esta acción política permitió que, posteriormente, en el gobierno del presidente César Gaviria, se convocara a la Constituyente.