Bogotá compartió políticas sociales y de género en foro de ONU Mujeres

Según la Alcaldesa, la pandemia por COVID-19 acentuó las condiciones estructurales de exclusión y violencia de las mujeres en el mundo, de ahí la importancia de una reactivación en la que se amplíe la participación de las mujeres Según la Alcaldesa, la pandemia por COVID-19 acentuó las condiciones estructurales de exclusión y violencia de las mujeres en el mundo, de ahí la importancia de una reactivación en la que se amplíe la participación de las mujeres
Publicado:
19
Mar
2021
Escucha la noticia

La alcaldesa Claudia López participó en el Foro de Gobiernos Locales y Regionales, organizado por CGLU Mujeres en el marco de la CSW65, Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas. El objetivo de este encuentro fue visibilizar las respuestas que están generando los liderazgos feministas a nivel local, para la promoción y adopción de políticas sociales y de equidad de género.

En este encuentro, lideresas de algunas ciudades y gobiernos locales en el mundo, compartieron las iniciativas que, desde sus mandatos, se están implementando para evitar una reacción violenta luego de la crisis sanitaria. Así como iniciativas para situar las Políticas de Cuidado en el centro de las agendas locales para lograr el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“La pandemia ha ratificado que este va a ser el siglo de las mujeres. La pandemia, el cambio climático y muchos otros desafíos han demostrado que lo que necesita el mundo es empatía, solidaridad, acción e inteligencia colectiva y capacidad de trabajo en equipo multidisciplinario. Esos son los adjetivos de las habilidades que tenemos las mujeres. ¡Estamos en la era de las mujeres, eso es una enorme oportunidad!”. Destacó la alcaldesa López.

En su intervención la alcaldesa Claudia López, compartió las estrategias en las que está trabajando Bogotá para lograr una recuperación económica basada en la inclusión, la equidad y la sostenibilidad. Un nuevo contrato social y ambiental centrado en  las mujeres, los hogares más pobres y la población joven para brindarles alternativas de acceso a la educación, ingreso al mercado laboral y superación de la pobreza.

“Hacer un nuevo contrato social implica relevar a las mujeres de las cargas de cuidado no remunerado, e institucionalizarlo en el sector público y privado para que las mujeres podamos liberar tiempo. Para cuidarnos a nosotras mismas, no necesariamente a alguien más, para tener oportunidades de educación que nos permitan acceder al mercado laboral, para ganar autonomía económica y por esa vía a ganar autonomía y representación política”. Dijo la Alcaldesa.

Según la Alcaldesa, la pandemia por COVID-19 acentuó las condiciones estructurales de exclusión y violencia de las mujeres en el mundo, de ahí la importancia de una reactivación en la que se amplíe la participación de las mujeres en espacios sociales, económicos y políticos. Para esto Bogotá adelanta acciones para generar más empleos para las mujeres en sectores altamente masculinizados, para retener y ampliar el empleo femenino sobretodo para las madres cabeza de hogar y para desaprender el machismo.

Una de las principales estrategias que adelanta el distrito para alcanzar el objetivo de la equidad de género y cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres, es el Sistema Distrital de Cuidado. Con el cual se busca reducir el tiempo total de trabajo de cuidado no remunerado que recae mayoritariamente en mujeres, redistribuir con los hombres el trabajo en casa y contar con mecanismos que lo valoren y lo reconozcan.

Según la Alcaldesa, con la implementación de mecanismos como las Manzanas de Cuidado, las Unidades Móviles de Cuidado y los Relevos de Cuidado, se busca aliviar esta carga, ofreciendo espacios cercanos a los hogares, en los cuales se puede acceder a actividades de esparcimiento y capacitación para las cuidadoras y a servicios para la población con necesidades de cuidado.

Hacer un nuevo contrato social implica relevar a las mujeres de las cargas de cuidado no remunerado, e institucionalizarlo en el sector público y privado para que las mujeres podamos liberar tiempo. Para cuidarnos a nosotras mismas, no necesariamente a alguien más, para tener oportunidades de educación que nos permitan acceder al mercado laboral, para ganar autonomía económica y por esa vía a ganar autonomía y representación política”. Dijo la Alcaldesa.

Frente a las acciones adelantadas para proteger a las mujeres y poblaciones con mayor vulnerabilidad, la Alcaldesa compartió la estrategia de Ingreso Mínimo Garantizado, con la cual, en 2020, 831.038 hogares, de los cuales 46% tienen jefatura femenina, recibieron ayudas monetarias con Renta Básica de la Alcaldía de Bogotá y transferencias del Gobierno Nacional. 

Para finalizar, la alcaldesa expuso las políticas para facilitar el acceso a la educación superior y el ingreso al mercado laboral, durante 2020 la administración benefició a 14.165 jóvenes con cupos académicos.  Y este año con el programa Jóvenes a la U, se busca beneficiar a 20.000 más, de los cuales el 64% son mujeres.