Sistema Distrital de Cuidado: logro histórico para las mujeres en la pandemia 🙌

Imagen alusiva al Sistema Distrital de Cuidado. En Bogotá, según la ENUT 2017, 9 de cada 10 mujeres realizan trabajos de cuidado sin remuneración. FOTO. Secretaría de la Mujer.
Publicado:
8
Mar
2021
Escucha la noticia

Hace un año no estábamos preparados para enfrentar una pandemia con efectos tan devastadores como los que trajo el coronavirus, sin embargo, ello no impidió que Bogotá se convirtiera en ciudad pionera en América Latina en implementar su Sistema Distrital de Cuidado.

En Bogotá, según la ENUT – 2017, 9 de cada 10 mujeres dedican cinco horas y treinta minutos, en promedio, durante cada día para realizar trabajos de cuidado sin remuneración; trabajos sin los que ninguna sociedad puede salir adelante y que, de entrar al mercado laboral, representarían el 13% del PIB de la ciudad.

Son trabajos que históricamente han recaído sobre las mujeres y que les ha costado acceder a formación, acceso a empleos formales o tiempo de disfrute.

Estas son apenas algunas de las razones por las que Bogotá, en el 2020, dio un paso histórico para cerrar las brechas de género, lograr una distribución equitativa de los trabajos de cuidado y poner en el centro de la agenda a las cuidadora: se creó el 👉 Sistema Distrital de Cuidado -SIDICU-.

El camino para su construcción comenzó con la firma del pacto entre el Movimiento de Mujeres de Bogotá y Claudia López, quien en ese momento era candidata a la Alcaldía.

Fue el 23 de octubre de 2019 cuando quedó como compromiso la creación de un sistema que reconociera la sobrecarga de trabajo no remunerado que realizan las mujeres, que lo redujera y que, además, lo redistribuyera.

Este compromiso se hizo realidad cuando quedó incluido dentro de las metas del Plan Distrital de Desarrollo 2020-2024, reconociendo que, según la GEIH, en Bogotá hay más de 851.000 personas que requieren cuidado prioritario y más de 811.000 cuidadoras, lo que representa el 11% de la población de la ciudad.

Esta cifra se duplicó en el primer año de la pandemia por coronavirus. Según el DANE, durante el 2020 el número de cuidadoras en Bogotá llegó a 1’4 millones, mientras que en el 2019 eran 891.000.

Los primeros pasos

Durante el 2020 se construyeron, en alianza con ONU Mujeres, las Bases Técnicas del Sistema Distrital de Cuidado, una hoja de ruta que contiene el diagnóstico del trabajo de cuidado no remunerado en Bogotá, la visión, los objetivos y principios del Sistema, sus componentes y servicios e impacto.

A esto se suma la asignación presupuestal más grande que ha hecho Bogotá para la Secretaría de la Mujer, para asumir la responsabilidad de ser la entidad rectora del Sistema y fortalecer todos sus servicios para la garantía de derechos de las mujeres.

Además, la ciudad estrenó la Comisión Intersectorial del Sistema Distrital de Cuidado, instancia de articulación de 13 entidades del Distrito, el Gobierno Nacional, la academia, diferentes instancias de participación y organizaciones de la sociedad civil con el propósito de trabajar en conjunto por las cuidadoras en Bogotá.


El SIDICU es una realidad en las localidades urbanas y en la Bogotá rural

Pensar la planeación urbana para las mujeres también es una apuesta Distrital, esta es una de las principales razones de la creación de las ‘Manzanas de Cuidado’, el primer modelo en América Latina que integra urbanismo táctico, cuidado y enfoque de género.

Estas manzanas son parte de la estrategia de territorialización del SIDICU cuyo objetivo es concentrar en áreas de no más de 800 metros, servicios de cuidados para quienes los requieren y para quienes cuidan. Esto quedará incluido en el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial de Bogotá.

Imagen de Manzana del cuidado

Durante el 2020 se inauguraron dos Manzanas de Cuidado, la primera en Ciudad Bolívar y la segunda en Bosa.

La primer Manzana ubicada en Ciudad Bolívar, impactará positivamente a cerca de 48.021 personas que habitan dentro de la zona y a más de 99.000 cuidadoras de la localidad.  Allí, uno de cada dos hogares tiene personas que requieren cuidados y es la cuarta localidad con mayor concentración de personas con discapacidad.

En esta manzana hay servicios de ocho entidades distritales que incluyen formación para mujeres cuidadoras, apoyo psicosocial para mujeres en todas sus diversidades, centros de escucha para mujeres, Escuela de la Bici, talleres de orientación ocupacional, la escuela de cuidado para hombres, entre otros. 

La segunda Manzana del Cuidado se ubica en Bosa, una localidad en donde hay 100.832 mujeres cuidadoras que realizan estas actividades sin ninguna remuneración y que es la segunda con mayor concentración de personas que requieren cuidados en Bogotá.

Serán 18.721 personas que habitan dentro del perímetro de la Manzana quienes se beneficiarán con alrededor de 33 servicios de atención.

“Yo soy cuidadora. Me levanto todos los días a las tres de la mañana, preparo desayuno y almuerzo, luego saco a la mascota, regreso a hacer oficio en la casa. Soy adulta mayor y por eso la Manzana del Cuidado me ha parecido fabulosa, ahora hago gimnasio, yoga y zumba”, dijo María del Carmen Martínez, habitante de Bosa.

La definición de cada manzana tuvo un proceso de investigación

Durante el 2020 la Secretaría Distrital de la Mujer, en alianza con la CEPAL, realizó un estudio de georeferenciación para determinar cuatro variables:

  1. Demanda de cuidado.
  2. Densidad de cuidadoras.
  3. Índice de pobreza
  4. Presupuestos participativos.

Así se priorizaron las Manzanas de Ciudad Bolívar y Bosa y se proyectaron los avances para lo que resta del cuatrienio.

Hay que destacar que este análisis también priorizó dos Unidades Móviles de Cuidado, que son parte de la estrategia de territorialización del Sistema.

Estas Unidades Móviles, que entran en operación en marzo del 2021, tienen dos objetivos: llegar a la Bogotá rural (en Sumapaz y Usme) y cubrir las zonas en donde no haya una Manzana de Cuidado cercana (en Engativá, Suba y Rafael Uribe Uribe).

Serán vehículos equipados con servicios de la Secretaría Distrital de la Mujer, Integración Social, Secretaría de Integración, IDRD y Secretaría de Educación.

Su puesta en marcha se logró gracias a una donación de $USD 850.000 dólares hecha por Open Society Foundation, aliados del Sistema Distrital de Cuidado, y su funcionamiento estará a cargo de un operador que fue elegido mediante un proceso de convocatoria adelantado por la Secretaría Distrital de la Mujer y la Fundación Barco.

Cuidamos a las que nos cuidan

Durante el 2020 el Sistema adelantó una caracterización de las cuidadoras en Bogotá, el objetivo fue, a través de la participación ciudadana, identificar las necesidades de las beneficiarias con el propósito de consolidar la estrategia Cuidado a Cuidadoras.

Para lograrlo se realizaron, en alianza con la Universidad de Los Andes y la Pontificia Universidad Javeriana, grupos focales y entrevistas con enfoque de género y diferencial.

En total se hicieron 21 grupos focales con cuidadoras LBT, con discapacidad, adultas mayores, lideresas, nini, afro, negras, raizales, palenqueras, gitanas, rrom, indígenas y de animales; y 18 entrevistas con mujeres rurales y campesinas, mujeres con discapacidad y mujeres nini. 

Además, se realizaron dos jornadas virtuales de diálogo en las que Diana Rodríguez Franco, Secretaria de la Mujer, conversó con 380 cuidadoras sobre su trabajo, sus actividades cotidianas y sus necesidades.

Los hallazgos arrojaron que se destacan la necesidad de espacios de desconexión del trabajo de cuidado a través de la cultura y el entretenimiento, espacios de empoderamiento y formación y espacios de cuidado personal.

“Construirme como persona, como mujer, centrarme un poco más en mí”, testimonio de mujer en uno de los grupos focales de la estrategia.

Así se determinaron tres procesos que ya están en la fase de construcción y puesta en marcha:

  1. En alianza con el SENA, se prestará un servicio de formación para el fortalecimiento de capacidades.
  2. Se crearán espacios de respiro para fomentar actividades de autocuidado y pausas en su jornada cotidiana.
  3. Se consolidará el programa de Relevos de Cuidado, una estrategia para que desde el Distrito se pueda apoyar a las cuidadoras en sus hogares según sus necesidades.

¡A cuidar se aprende! Llegó el momento de transformar a Bogotá

Todo el trabajo para poner en marcha el Sistema Distrital de Cuidado no estaría completo sin la Estrategia Pedagógica y de Cambio Cultural, una apuesta que se consolidó en el 2020 y cuyo objetivo es transformar los imaginarios que tiene la sociedad sobre los trabajos de cuidado.

Imagen del SIDICU

El primer paso para lograr ese cambio cultural fue una investigación que realizó el equipo del Sistema Distrital de Cuidado, esto incluyó análisis de microdatos sobre el uso del tiempo en Bogotá y la realización de 22 grupos focales con enfoque diferencial en los que participaron hombres y mujeres.

El propósito fue encontrar las percepciones ciudadanas sobre los roles de género y la división sexual del trabajo, para crear una estrategia que reconstruya la noción que tenemos sobre el trabajo de cuidado y logremos entender que, así como aprendemos tantas actividades, también podemos aprender a cuidar porque el cuidado no es exclusivo de las mujeres.

“Simplemente se asume que una mujer va a cuidar a la persona. Ninguno de mis tíos ha asumido el cuidado de mi abuela. Mi mamá y mi tía lo han asumido y esa es mi pelea con mi mamá porque ella tiene otros intereses en la vida y no ha podido hacer nada”, testimonio de grupo focal, Estrategia Pedagógica y de cambio cultural.

Gracias a esta investigación se construyeron cinco acciones encaminadas a la transformación cultural de Bogotá en torno al cuidado, entre las que se destacan talleres “A cuidar de aprende”, la Escuela de Cuidado para Hombres y la Red de Aliados del Cuidado, espacios que se desarrollarán a través de alianzas públicas y privadas.

¿Qué viene para el 2021?

El trabajo del Sistema Distrital de Cuidado avanza a toda marcha. El 2021 se consolidará la apertura de seis Manzanas del Cuidado y la entrada de operación de dos Unidades Móviles.

Además, el año estará cargado de acciones afirmativas para transformar a Bogotá en una ciudad que reconoce, redistribuye y reduce el trabajo de cuidado no remunerado.

Por supuesto, también será el año en el que nuevamente el compromiso de la Secretaría Distrital de la Mujer y de todas las entidades del Distrito será trabajar por todas las mujeres en Bogotá.