La ciudad se prepara para enfrentar el pico de la pandemia

Funcionaria de salud toma los datos de una mujer
La ciudad empezará a aplicar cuarentenas focalizadas que agruparán distintos territorios en 3 fases.
Publicado:
22
Jul
2020

Únete a nuestro canal de noticias en Whatsapp

Escucha la noticia

Bogotá ha entrado en una etapa crucial de la emergencia por COVID-19 en la cual las cifras de muertes y contagios aumenta de manera progresiva. De acuerdo al modelo epidemiológico de la ciudad, el pico de la pandemia llegará a mediados del mes de agosto. Por este motivo la alcaldesa Claudia López ha anunciado el plan de acción para mitigar los impactos de la crisis en la salubridad y en la economía de la ciudad.

 

En primer lugar, la ciudad empezará a aplicar cuarentenas focalizadas que agruparán distintos territorios en 3 fases. Durante estas cuarentenas por localidad será obligatorio el distanciamiento social, el comercio cerrará y se restringirá la movilidad. Los ciudadanos solo tendrán permiso para comprar alimentos y medicinas. La primera fase de esta plan  inició en los territorios del sur y en el oriente de la ciudad, y comprenderá desde el 13 al 26 de julio. La segunda fase está planeada para entrar en funcionamiento desde el 23 de julio hasta el 6 de agosto en los territorios del suroccidente. Finalmente, los barrios del noroccidente de Bogotá estarán en cuarentena desde el 31 de julio hasta el 14 de agosto. 

 

Con esta medida la Alcaldía Mayor espera mantener alrededor de 2 millones de personas en los hogares mientras más de 4 millones de ciudadanos siguen trabajando para mantener la economía a flote.   

 

Estas cuarentenas serán apoyadas por el testeo masivo, el aislamiento oportuno de casos positivos, un incremento en la capacidad de atención para salud mental y por la expansión gradual de las UCIs.

 

Adicionalmente, para hacer efectiva la medida de aislamiento social el gobierno local proveerá un ingreso mínimo garantizado para 550.000 hogares vulnerables o en riesgo de pobreza. Este ingreso será distribuido a través de la plataforma Bogotá Solidaria en Casa mediante transacciones bancarias, bonos de comida o mercados. Para la alcaldesa López, esta medida es el primer paso para la consecución de un ingreso básico en los próximos años.

 

Igualmente, la ciudad anunció un plan para promover la reactivación económica. En el corto plazo la Alcaldía ha invitado a los empresarios a aplicar a los subsidios de nómina y a los créditos ofrecidos por el Gobierno Nacional. Por otra parte, se está promoviendo la transición al comercio electrónico y la Alcaldía está ayudando a los campesinos de la ciudad a vender sus mercados por internet. En el largo plazo, Bogotá tiene proyectado iniciar varias obras de infraestructura y desarrollo para generar 200.000 nuevos empleos para el año 2021. Así mismo, el presupuesto local ha sido redistribuido para priorizar la inversión social y el nuevo sistema de cuidado.

 

Hasta el momento la capital de Colombia mantiene la cifras de fallecidos en niveles bajos en comparación a otras ciudades del continente americano (166 muertes por millón de habitantes). Además, las encuestas de Cultura Ciudadana arrojan resultados positivos en donde la mayoría de los ciudadanos ha adoptado hábitos de cuidado personal y colectivo.

 

Sin embargo, a pesar de la respuesta temprana de las autoridades bogotanas para enfrentar la pandemia, las semanas que se avecinan serán decisivas para la ciudad