Así fueron los avances de Bogotá por un nuevo aire durante el 2020

Imagen de Rendición de cuentas.
Imagen. Secretaría de Ambiente.
Publicado:
19
Dic
2020

Únete a nuestro canal de noticias en Whatsapp

Escucha la noticia

La pandemia hizo que este 2020 fuera un año de grandes retos para las personas, los gobiernos, el sector privado, el medioambiente y la sociedad. La Administración Distrital no fue ajena a estos cambios y, a pesar de las dificultades, logró adaptarse a las nuevas dinámicas para avanzar hacia las metas propuestas.

Desde la Secretaría de Ambiente, Bogotá avanzó en la reconstrucción de la confianza por medio del diálogo y el trabajo articulado con las comunidades, la protección y conservación de la Estructura Ecológica Principal, el mejoramiento de la calidad del aire, el cambio de hábitos para mitigar los impactos del cambio climático y otras acciones que fueron dadas a conocer a la ciudadanía este viernes en la Audiencia Pública de Rendición de Cuentas 2020.

 

 

“Este ha sido un año extremadamente retador, no solo por la pandemia sino porque este es el sector que, quizás, ha tenido un mayor proceso de transformación, priorizando, sobre todo, la cercanía con las comunidades como una forma de construir gestión ambiental. Sin la ciudadanía, y sin trabajar de la mano con todos ustedes, empresas y organizaciones ambientales, un mejor ambiente en la ciudad no es posible, y ese ha sido nuestro 2020: poner la casa en orden, acercarnos y construir confianza (…) A pesar de las dificultades no nos hemos alejado del territorio. La gestión ambiental de Bogotá no se hace desde los escritorios, sino desde cada uno de sus espacios”, expresó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Unidos por un nuevo aire

Imagen de la rendición de cuentas del sector Ambiente.
Las acciones de control y seguimiento seguirán para tener así mejores condiciones ambientales en Bogotá. Imagen. Secretaría de Ambiente.

Trabajar para disminuir las concentraciones atmosféricas es uno de los compromisos ambientales de la alcaldesa Claudia López. En este aspecto, Bogotá logró importantes avances en el 2020, al ampliar en un 61 % la información generada por medio de la Red de Monitoreo de Calidad del Aire, con la adquisición de nuevos equipos y la implementación de siete nuevas estaciones de medición.

Con la articulación con la ciudadanía, la academia, las organizaciones ambientales, el sector privado y el Gobierno Distrital, Bogotá avanzó en la construcción participativa del Plan Aire con visión a 2030 y la consolidación de la red colaborativa de sensores de bajo costo, por medio de la cual las personas pueden contribuir a la gestión pública de las condiciones atmosféricas.

Imagen de la rendición de cuentas de Ambiente
Carolina Urrutia destacó los avances en la construcción de un nuevo aire y en la participación ciudadana para reverdecer a la ciudad. Foto: Comunicaciones, Secretaría de Ambiente.

Con el objetivo de devolverle la jerarquía e importancia a la Estructura Ecológica Principal, la Secretaría de Ambiente ha venido adelantando acciones de mantenimiento, restauración, concertación y control en sus diferentes áreas.

Mediante procesos de diálogo con la comunidad, la entidad firmó este año dos acuerdos de conservación para preservar, restaurar y realizar usos sostenibles de la biodiversidad en el parque Entrenubes y la reserva Thomas van der Hammen. 

En esta última área, también se llevó a cabo la priorización de zonas de intervención con estrategias de protección y conectividad ecológica, y el inicio de diálogos con los propietarios de predios privados para construir y fortalecer acuerdos de conservación que mantengan y aumenten el mantenimiento y la oferta de los servicios ambientales, de manera conjunta. 

Además, en diferentes épocas del año el Distrito y la Embajada de Dinamarca realizaron la plantación de más de 600 árboles, como parte de la misión de consolidar la reserva Thomas van der Hammen, como un acto simbólico de reconciliación con el ecosistema e inicio de la implementación del Plan de Manejo Ambiental. Asimismo, en enero, la Alcaldía Mayor retiró las solicitudes de realinderación y sustracción radicadas ante la CAR y se comprometió a no construir la ALO en el tramo norte.

Alcaldesa planta árboles en Bogotá
La alcaldesa Claudia López participando de la plantación de 505 árboles en la reserva Van der Hammen. Foto: Secretaría de Ambiente.

También, la Secretaría de Ambiente concretó el diseño de cinco corredores de conectividad (Torca-Guaymaral, Chicó-Virrey, Media Luna del Sur, Neuque-Cuenca río Salitre y Sumapaz-Chingaza) y, en su propósito de conservar los Cerros Orientales, realizó ante la ANLA la solicitud de desistimiento de licencia ambiental frente al trámite del proyecto “Sendero de las Mariposas”, presentado por la anterior administración.

Bogotá también reverdece con los 43.043 individuos vegetales que han sido plantados a lo largo de 2020 en procesos de restauración y mantenimiento en áreas de la Estructura Ecológica Principal y los 226.486 árboles propagados en los tres viveros administrados por la entidad. 

Específicamente en la Franja de Adecuación de los Cerros Orientales, el Distrito logró este año la restauración de 104 hectáreas, mediante la siembra de 20.082 individuos vegetales, el mantenimiento de senderos, el avance en la adquisición predial, el diseño para el acondicionamiento de la Serranía del Zuque y el fortalecimiento de otras iniciativas socioambientales.

Por otra parte, fueron realizados 77 monitoreos en puntos de la Red de Calidad Hídrica de Bogotá, así como actividades de muestreo que determinaron un mejoramiento en 26,952 km de río. También es importante resaltar que se logró la optimización de la Red de Monitoreo de Aguas Subterráneas con la instalación de 27 dispositivos de medición automática y transmisión remota.

Humedales, áreas prioritarias para la Administración Distrital

Imagen de humedales
Humedal La Vaca, un ecosistema que cuenta con la máxima certificación ambiental a nivel mundial RAMSAR. Foto: Secretaría de Ambiente.

Los humedales son parte fundamental de la Estructura Ecológica Principal y, por esta razón, la Secretaría de Ambiente ha desarrollado acciones de mantenimiento, preservación, educación y control, para dar cumplimiento a su política pública y garantizar la conservación de la biodiversidad que habita allí.

 

Del total de árboles plantados en 2020 en Bogotá, 600 han sido ubicados en humedales. Adicionalmente, en seis de estos ecosistemas se está implementando el Plan Padrino Verde, una estrategia que tiene como objetivo promover la apropiación de los viveros localizados en su área por parte de la comunidad aledaña, para sembrar individuos arbóreos.

 

Bogotá se adapta y mitiga el cambio climático

El Distrito está comprometido con la meta de reducir en un 15 % las emisiones en este cuatrienio y alcanzar la neutralidad en carbono en 2050. Para lograr este objetivo, la Secretaría de Ambiente trabaja en la promoción de un cambio de hábitos en la ciudadanía por medio de actividades educativas (este año se vincularon 103.708 personas) y en acciones administrativas que permitan mitigar los impactos de la crisis climática. 

Uno de los avances de 2020 fue la actualización del inventario de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de la ciudad. Este reporte, auditado por C40, brinda una información valiosa que le permite Bogotá trazar la hoja específica para cumplir con las metas ambiciosas en cambio climático y que, a diferencia del pasado, los esfuerzos de mitigación y adaptación trasciendan varias administraciones. 

Similarmente, el Plan de Acción Climática, que incluye el inventario, fue construido durante todo 2020. Este define más de 41 acciones climáticas para el cumplimiento de metas a corto, mediano y largo plazo. Dicha estrategia está bajo revisión de C40, organización internacional con la que Bogotá ha demostrado un liderazgo climático ejemplar en toda la región.

Protección de todas las formas de vida

En medio de la pandemia, las acciones contra el tráfico de fauna silvestre no se detuvieron. En el segundo semestre de 2020 se realizaron 21 operativos de control, y 2647 especímenes fueron recuperados mediante actividades de rescate, recepción externa o incautación. 

De igual manera, 975 animales silvestres fueron liberados o reubicados después de haber adelantado sus procesos de rehabilitación. Una de las operaciones más memorables fue la ‘Ruta de la libertad’, que dio como resultado el reencuentro de 427 individuos con sus hábitats en la región Caribe.

De hecho, en su compromiso por enfrentar la crisis climática, Bogotá firmó el pacto con C40 para trabajar en los próximos diez años por un aire más limpio y reducir el uso de combustibles fósiles en las calles. Cabe resaltar que la secretaria Carolina Urrutia entró en octubre a formar parte de la junta directiva de este grupo global.

 

Imagen de liberación de animales
<em>La secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, liberó aves y reptiles en el corregimiento de Gambote con el apoyo de Cardique. Foto: Secretaría de Ambiente.</em>

Así mismo, la Secretaría de Ambiente finalizó la obra del nuevo Centro de Atención y Valoración de Flora y Fauna Silvestre, ubicado en Engativá, que tendrá la capacidad de atender a más de 2000 animales. 

Participación y gobernanza, aspectos clave para esta administración

La recuperación de la confianza ciudadana solo es posible con diálogo. A lo largo del año se vincularon más de 21.000 personas a las estrategias de participación realizadas a través de las Comisiones Ambientales Locales y demás acciones enfocadas en la transformación de situaciones conflictivas. 

En total, se hicieron 23 sesiones de las mesas: Salud Ambiental (6), Protección y Bienestar Animal (5), Educación Ambiental (6) y Humedales (6). En esta última, se destaca la participación de la alcaldesa Claudia López en la Mesa Extraordinaria de Humedales el pasado primero de septiembre, como un hecho sin precedentes en la historia reciente de la ciudad.

Como una forma de restablecer la confianza y aumentar las acciones de corresponsabilidad ciudadana, 27 nuevas organizaciones se adhirieron a la red de voluntariado ambiental de la Secretaría de Ambiente.

Innovación para mejorar los servicios ciudadanos

La tecnología cumple un papel fundamental en la gestión ambiental y prestación de servicios a la ciudadanía. Por esta razón, la entidad actualizó y mejoró más de 85 capas del Visor Geográfico, una herramienta de consulta que tuvo un incremento del 190 % en sus visitas en 2020. De igual manera, se hicieron nuevos desarrollos para la captura y procesamiento de información y sistematización de trámites.

La Secretaría de Ambiente también fortaleció sus canales de comunicación con la ciudadanía: abrió un nuevo punto presencial ubicado en el SuperCADE Manitas, adecuó más líneas telefónicas y mejoró sus mecanismos virtuales. Así generó una satisfacción del 95 % en la atención en los usuarios.

Bogotá camina por la senda del crecimiento verde

La Administración tiene claro que la construcción de una ciudad sostenible se logra con el trabajo articulado entre todos los sectores y, en este sentido, Bogotá ha obtenido importantes avances. Este año, la Secretaría de Ambiente apoyó a 181 empresas por medio de la Estrategia Acercar, asistió a 210 organizaciones en economía circular y eficiencia energética y alcanzó un total de 45 negocios verdes verificados.

Además, logró la gestión de 658 toneladas de aceite vegetal usado y 6 de residuos especiales y peligrosos por medio del programa Ecolecta y los eventos Reciclatón. En este componente, capacitó a más de 3.200 personas. 

Desarrollo de la audiencia pública de rendición de cuentas 

En la audiencia pública de rendición de cuentas 2020, que se transmitió por la cuenta de Facebook y la página web de la entidad, participaron la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia, y su equipo directivo.

En este espacio, los funcionarios no solo mostraron los avances de la Secretaría de Ambiente, sino que establecieron un diálogo virtual con la ciudadanía, a través de preguntas o inquietudes recibidas previamente o en vivo, que fueron resueltas durante la transmisión o vía escrita.

“El 2021 va a ser un año de acción. En 2020 logramos no frenar, estar presentes en el territorio y obtener mejores procesos de autoridad, unas instalaciones que nos garantizan el mejor funcionamiento y nuevos servicios, tanto para fauna silvestre como doméstica. Tenemos enormes oportunidades y un equipo de lujo”, concluyó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.