Por qué los mamíferos ayudan a restaurar los bosques de la sabana bogotana

Imagen de un zorro perruno. Zorro perruno, habita en la sabana de Bogotá. Imagen: birdphotos.com
Publicado:
4
Jun
2020
Escucha la noticia

Durante esta Semana Ambiental, el Jardín Botánico de Bogotá ha dictado charlas virtuales sobre temas relacionados con flora, fauna y medio ambiente a través de Facebook Live.

Si quieres más detalles, participa desde tu casa y conoce la 👉 programación de las actividades virtuales de la Semana Ambiental en Bogotá.

En esta ocasión, te invitamos a revivir la charla sobre ‘el papel de los mamíferos para la restauración de los bosques de la sabana de Bogotá’, dictada por el biólogo, etólogo y experto en comportamiento animal y conservación de mamíferos, Andrés García Londoño.

Londoño presenta la sabana de Bogotá, no como un territorio árido o plano como los Llanos Orientales, sino como una altiplanicie de tierra fértil, que en el pasado Gonzalo Jiménez de Quesada denominó como el Valle de los Alcázares, y que su extensión va desde la cuenca alta hasta el final de la cuenca baja del río Bogotá.

¿Qué es la restauración ecológica?

La restauración ecológica en este caso se entiende como asistir a la recuperación de ecosistemas que han sido dañados o destruidos, según el biólogo Andrés García.

En Bogotá se realizan proyectos de restauración con material vegetal en los lugares que han sido dañados para su restauración, pero poco se piensa en el papel de los animales que también contribuyen a recuperar estos territorios.

“Los efectos de la restauración son más positivos y rápidos con la presencia de los mamíferos, porque ellos mismos se encargan de ser los jardineros de sus bosques, con sus excretas, por ejemplo, abonan el suelo y nos ahorran tiempo y esfuerzo en estos procesos”, agregó García.

Normalmente, cuando se restaura un lugar de la sabana bogotana no queda idéntico a como estaba antes, sin embargo, se logran recuperar muchas de sus características y servicios ecosistémicos para que la vida natural retorne.

¿Cómo los mamíferos ayudan a restaurar los bosques de la sabana de Bogotá?

Para saber de qué manera influyen los mamíferos en los procesos de restauración de bosques en la ciudad, es clave entender cuál es la interacción de las plantas con estos animales y por ello te explicamos a continuación las cinco relaciones más básicas que existen:

  1. Relación planta – herbívoro: en esta interacción el animal se alimenta de la planta y no le aporta mayores beneficios a la planta.
  2. Relación planta – polinizador: el animal como las abejas o las mariposas se alimentan del néctar o polen de las flores y brinda un beneficio a las plantas que generan fruto después de este proceso.
  3. Relación planta – dispersor: aquí el animal consigue alimento de la planta y luego de que pasa por su tracto digestivo, expulsa o entierra semillas que se esparcen en nuevos espacios de tierra y nace nueva vida vegetal.
  4. Relación planta – huésped: en este caso el animal consigue en la planta o raíces un lugar de hábitat y a su vez defienden la planta.
  5. Superdepredadores: en relación a aquellos animales que no tienen un depredador natural como, por ejemplo, un felino o un oso, que ayudan a eliminar o desterrar a herbívoros como los venados que en grandes cantidades amenazan la vida de las plantas y generan erosión del suelo.  

Según las investigaciones que se han hecho, en la cuenca alta y media del río Bogotá hay un aproximado de 33 especies de mamíferos, 19 familias y se prevé que hay más que no han sido investigadas.

Hacia la zona de los páramos de Bogotá habitan pumas y en los Cerros Orientales tigrillos, ambas especies en vía de extinción que necesitan muchas hectáreas de bosque para sobrevivir y que ayudan a controlar especies que ponen en riesgo la salud de los ecosistemas.

Otra especie clave son los insectívoros o especies de murciélagos que se alimentan de insectos de polillas, se han adaptado a la vida urbana y aportan grandes beneficios a los procesos naturales de restauración de bosques.

En la sabana de Bogotá se han encontrado también especies de herbívoros como venados, curíes, conejos silvestres andinos, roedores y venados de páramo o de cola blanca, que ayudan a mantener el balance ecológico que necesitan los bosques bogotanos, al ser dispersores de semillas, por ejemplo, esto hace que crezca la vegetación.

herbivoros

El zorro perruno, la zariguella, el coatí de montaña, el cusumbo, y la comadreja que habita en los humedales de Bogotá y se alimenta de roedores, huevos de pollo y de manera sorprendente se ha adaptado muy bien al ambiente urbano e incluso se ha avistado en barrios como cedritos, lejos de cualquier ambiente natural, hacen parte del grupo de omnívoros que dispersan semillas y promueven que los suelos de los bosques en Bogotá sean fértiles.

animales omnivoros de Bogotá

Los osos de anteojos se han avistado en páramos y Cerros Orientales de Bogotá y a pesar de que su dieta es vegetariana, también comen especies animales como conejos o becerros. En la sabana de Bogotá también hay monos que en su mayoría se ubican en el Salto del Tequendama. 

Si quieres conocer más información y en detalle, te invitamos a repasar este Facebook Live, liderado por el Jardín Botánico, sobre el papel de los mamíferos en la restauración de los bosques de la sabana de Bogotá: