Las plantas aromáticas y medicinales que puedes sembrar en una huerta urbana

¿Qué cuidados requieren las plantas aromáticas y medicinales? Las plantas aromáticas y medicinales son las más escogidas por los huerteros urbanos, no solo por sus beneficios, sino por su fácil cuidado y propagación. Foto: Jardín Botánico
Publicado:
6
Dic
2021
Escucha la noticia

Algunas plantas nos deleitan con sus aromas y otras nos benefician con su potencial terapéutico; es por eso que las plantas aromáticas y medicinales son las más escogidas por los huerteros urbanos en Bogotá, no solo por sus beneficios, sino además porque son de fácil cuidado y propagación.

Portal Bogotá, habló con Germán Darío Álvarez, director Técnico Operativo del Jardín Botánico, quien explicó las diferencias entre estas dos especies de plantas, los cuidados especiales que requieren para su buen desarrollo y las más aptas para sembrar en la huertas urbanas de Bogotá.

¿Qué diferencias hay entre las plantas aromáticas y las medicinales?

Las plantas aromáticas se caracterizan por tener una muy buena respuesta de los sentidos del olfato y del gusto porque generan aromas, mientras que las plantas medicinales nos sirven como medicina para tratar alguna enfermedad o aliviar dolores.

Sin embargo, existen plantas que tradicionalmente son, al mismo tiempo, aromáticas y medicinales y otorgan los mismos beneficios. “Por ejemplo, la limonaria tiene propiedades medicinales, pero que también es atractiva por su aroma. Lo mismo pasa con la menta y la yerbabuena”, afirma Germán Álvarez.

También existen otras plantas de uso medicinal pero no tienen tan buena receptividad a los sentidos. Álvarez señala, que no es fácil diferenciar la una de la otra en términos de uso, “es más fácil conjugar el concepto que distinguirlas”, asegura.

Plantas útiles de Colombia’, es una publicación a la que hace referencia Álvarez, en la que el sacerdote Enrique Pérez Arbeláez, fundador del Jardín Botánico de Bogotá, plasma los descubrimientos de su recorrido de años de exploración en los ecosistemas y ambientes del país. Allí revela, no solamente las características botánicas de las plantas, sino que hace un compendio de lo que puede ser el uso tradicional de las plantas medicinales, conocimientos ancestrales recopilados de las comunidades indígenas que viven en las muchas regiones que recorrió.

“El espectro de lo aromático y lo medicinal realmente es muy amplio; no podríamos generalizarlo solamente en unas plantas pues todas las plantas tienen sus bondades, tanto en usos medicinales como en aromáticos”, señala Germán Álvarez.

Las plantas aromáticas y medicinales como parte del programa de agricultura urbana del Jardín Botánico

El Jardín Botánico, como parte del programa de agricultura urbana y periurbana, anima a los huerteros de Bogotá a sembrar plantas aromáticas y medicinales, ya que estas tienen ciclos cortos, es decir, regeneran muy fácilmente sus hojas, raíces y flores. Esto facilita la composición rápida de jardines lo cual aporta a la biodiversidad.

La naturaleza y línea de investigación y de fortalecimiento del Jardín Botánico es el manejo de la conservación de las coberturas vegetales en Bogotá, es decir, los árboles, arbustos, hierbas y plantas de jardín. Álvarez explica que “la jardinería, en este caso de las aromáticas y medicinales, asociadas a esa capa importante de plantas de tamaño pequeño, ayuda a generar espacios de conectividad, corredores ecológicos y biológicos, donde fácilmente las aves y los insectos pueden encontrar alimento y conexión entre otras plantas”.

¿Qué plantas aromáticas y medicinales se pueden sembrar en una huerta urbana?

La gran mayoría de plantas aromáticas y medicinales son cosmopolitas, es decir, están a lo largo y ancho del planeta. La menta, el hinojo, la yerbabuena, la limonaria, por ejemplo, son reconocidas en todo el mundo. Se pueden sembrar plantas muy nuestras como como la canela, que es la corteza de un árbol y que se utiliza también con fines medicinales; así mismo, la quina, planta que se utiliza para el control de la fiebre, y el sauco, que se usa para problemas de tos y respiratorios.

(También puedes leer: Agricultura urbana: sigue estas recomendaciones para crear una huerta en casa)

Para los huerteros que viven en apartamentos y quieren elaborar una huerta en el interior, Álvarez explica, que lo primero que tienen que evaluar es si tienen posibilidad de luz día y cuántas horas, para que a través de la fotosíntesis las plantas puedan producir sus nutrientes y desarrollarse como seres vivos.

Aquí, las fotos de algunas hierbas y plantas que puedes sembrar en huertas urbanas y al interior de apartamentos:

Menta

menta
Su nombre común se debe a la forma herbácea de crecimiento y a la efectividad como medicinal. Ayuda a mejorar la digestión, además, su aroma refresca las vías respiratorias. Foto: Ángela Rodríguez y José Muñoz del Jardín Botánico

 Limonaria

Limonaria
Su nombre común se debe al aroma de las hojas similar al del limón. Especial para combatir resfriados por sus propiedades expectorantes. Foto: José Muñoz. Jardín Botánico

Manzanilla

manzanilla
La manzanilla ayuda a aliviar el estrés y reduce la ansiedad, también combate los problemas digestivos. Foto:José Muñoz. Jardín Botánico

Hinojo

hinojo
El hinojo favorece la digestión y ayuda a expulsar los gases. Foto:José Muñoz. Jardín Botánico

Sauco

sauco
El sauco se usa para problemas de tos y problemas respiratorios. Foto:José Muñoz. Jardín Botánico

Caléndula

calendula
La caléndula sirve como cicatrizante ayuda a la curación de las heridas. Foto: Ángela Rodríguez y José Muñoz del Jardín Botánico

Por ejemplo, la manzanilla, la yerbabuena, la menta y la limonaria, son algunos de las plantas que se pueden tener en un apartamento. “No se necesita de un jardín inmenso para sembrar; una matera o un canasto pequeño son suficientes”, dice el Director Técnico del Jardín Botánico.

También se requiere el espacio suficiente de acuerdo al tamaño de planta para que en el recipiente se desarrollen sus raíces y se vaya aprovechando de la planta por medio del podo.

¿Qué cuidados se deben tener con estas plantas?

Según Álvarez, el cuidado no se puede generalizar a todas las plantas sino depende de su soporte y espacio de desarrollo. “Hay plantas que necesitan de sombra, como la ortiga, pero hay otras que necesitan de la plena luz del sol para su desarrollo, como la caléndula”.

Por ejemplo, el hinojo, es un arbusto que el viento fácilmente lo parte, y hay que protegerlo de otros árboles.

Las plantas de jardín se deben podar de manera controlada y no arrancar como mucha gente hace. La poda estimula que la planta regenere fácilmente.

“Depende de la especie, depende del hábito y sus características. Generalmente el espectro de plantas aromáticas y medicinales es muy amplio y el conocimiento que podemos tener puede ser muy reducido”, concluye el Director Técnico Operativo.