Con vigías en distintos puntos de la ciudad se previenen incendios forestales

Así se vigilan los cerros orientales en Bogotá

Así se vigilan los cerros orientales en Bogotá

Lee antes de compartir:
02 • Jan • 2019
Publicado por: Ana María Cuevas
02 • Jan • 2019
Publicado por: Ana María Cuevas

Arrancó la temporada seca en el país, por esto la Alcaldía de Bogotá se encuentra preparada para prevenir los incendios forestales en los cerros orientales de la ciudad. Con vigías en distintos puntos se monitorea cualquier posibilidad de fuego.

Estos vigías forestales monitorean diferentes zonas de Bogotá para identificar los focos de fuego y columnas de humo que se puedan presentar en inmediaciones de los cerros o barrios.

“En este momento tenemos 7 puntos de vigilancia, con cinco brigadas o grupos de respuesta inmediata. Por la temporada seca de enero, febrero y marzo esperamos ampliar a dos puntos más para contar en total con nueve y ampliar las brigadas a 7”, aseguró Carlos Torres, subdirector de manejo de emergencias del Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (IDIGER).

En caso de presentarse alguna columna de humo el vigía reporta a la central de radio del IDIGER y desde allí se coordina una brigada para que se desplace hasta el sitio y atienda la emergencia.

 

Este trabajo cuenta con el apoyo de la Defensa Civil Colombiana (DCC) quien apoya a su vez tareas de extinción de quemas, conatos o incendios, así como las acciones de manejo silvicultural como la intervención de cobertura vegetal, la limpieza de caminos y senderos, o labores de retiro de residuos vegetales.

Para ayudar en la labor que estos vigías hacen por la ciudad, las autoridades hacen un llamado a la ciudadanía para que no realice quemas de basura o fogatas cerca a los cerros.

Otra recomendación es que si observan columnas de humo o cualquier acto que ponga en riesgo los cerros o zona boscosa, repórtalo a la línea 123.

Así mismo, si está ante un incendio forestal siga las indicaciones de los organismos de socorro y aléjese del lugar en sentido contrario a la dirección del viento o hacia abajo si está en una montaña.

Por último, en caso de estar expuesto a inhalación de humo, cubrir boca y nariz con un pañuelo húmedo.