Distrito y autoridades judiciales toman medidas para reducir el hacinamiento en las URI

Foto: eltiempo.com

Lee antes de compartir:
11•Ene•2015
Publicado por: Javier Cortés
11•Ene•2015
Publicado por: Javier Cortés

Tras una reunión con el Ministerio del Justicia, el Inpec y la Fiscalía General de la Nación, la Administración Distrital, tras una reunión con el Ministerio del Justicia, el Inpec y la Fiscalía General de la Nación, determinó cuatro medidas para contrarrestar el hacinamiento carcelario que se presenta en las Unidades de Reacción Inmediata de Bogotá.

El alcalde Mayor de Bogotá, (E) Ricardo Bonilla, explicó que se dispone en total de 450 cupos para el traslado de detenidos.

“Existen más de 65 mujeres detenidas y que van a ser trasladadas paulatinamente a la Cárcel Distrital en las próximas horas, la Cárcel Distrital abre un espacio de 150 cupos, para ir realizando traslados haciendo los procedimientos respectivos”, dijo.

En segundo lugar, el Alcalde dijo que el Inpec trasladará otras 150 personas que están condenadas a distintos centros carcelarios del país en la medida que encuentra los cupos respectivos..

“Para ello ha pedido un plazo prudencial y se estima que lo haga entre el martes y miércoles de la semana siguiente”, aseguró.

Una tercera solución se logró en la UPJ de Puente Aranda ubicada en el barrio Primavera, donde también se trasladarán 150 personas.

“La instrucción inmediata es que el fin de semana no se lleven contraventores a ese lugar y se conduzcan 150 personas que están hacinadas en otros lugares y la prioridad es sacar a los que están en los pasillos”, afirmó.

Finalmente, el Alcalde (E) Ricardo Bonilla, dijo que se está estudiando un sitio a dónde llevar a los contraventores (personas de menor peligrosidad) , y por el momento se ha decidido ubicarlos este fin de semana, en una bodega cercana a la UPJ de Puente Aranda, mientras que se adaptan otras dos casas para su traslado.

Bonilla descartó por el momento la posibilidad del traslado de internos a unidades militares y confió en que haya una pronta solución al paro del sector judicial para avanzar en la solución al hacinamiento carcelario.