‘Échale ojo a los carriles preferenciales’, nueva campaña de Movilidad en Bogotá

Foto del bus en el carril preferencial. Los buses SITP tienen instalados un par de ojos gigantes en la parte posterior para invitar a otros actores viales a respetar el carril preferencial. Foto: Prensa Sector Movilidad.
Publicado:
15
Sep
2021
Escucha la noticia

La cultura ciudadana vuelve a Bogotá, esta vez de la mano de la Secretaría Distrital de Movilidad (SDM), el Sistema TransMilenio y la red de carriles preferenciales o carriles bus para el transporte público. La campaña ‘Échale ojo a los carriles preferenciales’ presentada por la Secretaría Distrital de Movilidad y TRANSMILENIO S.A., busca que los ciudadanos hagan buen uso de esta infraestructura diseñada para mejorar los tiempos de viaje de los pasajeros de transporte público, así como la seguridad vial de todos los usuarios del sistema de movilidad, incluidos los peatones.

Los carriles preferenciales organizan el tránsito en los corredores donde están implementados. Suman en total 138,8 km y benefician directamente a los habitantes de 12 localidades de Bogotá. Por ellos transitan 427 rutas del SITP y SITP Provisional y más de 1,5 millones de pasajeros de buses zonales del SITP.

“Hacemos un llamado a todos los conductores para que hagan buen uso de los carriles preferenciales o carriles bus en Bogotá, los cuales diariamente transportan a cientos de miles de ciudadanos en el servicio público generando ahorros de tiempo de viaje de hasta 12 minutos. En el marco de la Nueva Movilidad buscamos mejorar los niveles de servicio de los carriles preferenciales en la ciudad”, dijo Nicolás Estupiñán, Secretario Distrital de Movilidad.

"Los carriles preferenciales son corredores que permiten la equidad. En cada bus que circula por estos espacios se movilizan entre 40 y 80 pasajeros por trayecto, son 6.778 vehículos transportando estudiantes, trabajadores, personas con discapacidad, entre otras, que no viajan en un vehículo particular.  Todos debemos promover su buen uso y respetar las normas de tránsito. Brindar igualdad a los usuarios del transporte público contribuye a tener un servicio más eficiente, a transformar la manera de movernos dentro de la ciudad y, además, a mejorar la calidad de vida de los bogotanos", expresó Felipe Ramírez Buitrago, gerente general de TRANSMILENIO S.A.

La campaña contempla intervenciones pedagógicas y artísticas en los carriles preferenciales o carriles bus ejecutadas por los grupos de pedagogía de la Secretaría Distrital de Movilidad, quienes a través de personajes como ‘Ana Pilera’, ‘Lalo Prudencia’ y ‘Tomás Paciencia’ llamarán la atención de los usuarios de estos carriles para promover su buen uso.

A estas acciones se suman 3.500 buses del componente zonal del SITP que cotidianamente transitan por los carriles bus y que tienen instalados un par de ojos gigantes en la parte posterior para invitar a quienes hacen mal uso de ellos, a verlos y a dejarlos libres para el tránsito de los pasajeros de transporte público.

‘Échale ojo a los carriles preferenciales’ también enseña el buen uso de esta infraestructura con una canción ‘pegajosa’ que habla de la colaboración entre ciudadanos y de cómo los buses de transporte público, donde viajan más personas al mismo tiempo, pueden circular por Bogotá sin interrupciones innecesarias ocasionadas por ciudadanos que hacen mal uso de los carriles bus.

La medición de la campaña ‘Échale ojo a los carriles preferenciales’ que hará la Secretaría Distrital de Movilidad se basa en una estrategia multi-método (cuantitativa y cualitativa) que establecerá cómo esta tiene efectos sobre indicadores como tiempos de viaje, siniestralidad y cambios de actitudes y comportamientos de cultura ciudadana entre los actores viales. En últimas, se busca identificar cómo la estrategia contribuye al bienestar de los usuarios del servicio de transporte público y también su impacto sobre otros actores viales.

¿Qué son los carriles preferenciales o carriles bus?

Son aquellos ubicados en el costado derecho de la vía, de uso preferencial para los vehículos del componente zonal del Sistema Integrado de Transporte Público SITP (urbanos azules, complementarios naranjas y especiales vinotintos), incluyendo los vehículos que prestan el servicio público de transporte provisional y los buses de transporte público intermunicipal de corta distancia que cuenten con paraderos especiales para ese servicio.

¿En qué se diferencian de los carriles exclusivos?

Los carriles exclusivos corresponden a los carriles centrales únicos y segregados físicamente para uso único de los buses troncales del Sistema TransMilenio (rojos, rojos con amarillo o duales), ubicados en las principales avenidas de la ciudad.

¿Cómo está compuesta la red de carriles preferenciales o carriles bus de Bogotá?

A la fecha, Bogotá cuenta con ocho carriles preferenciales o carriles bus implementados en la ciudad, teniendo una red de 138,8 km. El primer carril preferencial o carril bus se implementó en el año 2014.

El carril preferencial o carril bus con mayor extensión es el de la avenida Boyacá, con 41,4 km que van desde la avenida Villavicencio hasta la calle 134. El de menor extensión es el de la calle 72, que va desde la carrera 7 hasta la carrera 15, con 1,7 km de extensión.

Tabla 1 Listado de carriles preferenciales implementados en Bogotá

carriles preferenciales Bogotá
Fuente: SDM, 2021

¿Por qué son importantes los carriles preferenciales o carriles bus?

Los carriles preferenciales o carriles bus hacen parte de la distribución equitativa y eficiente del espacio público y favorecen a la mayoría de los bogotanos. En Bogotá, el 37 % de los viajes se realizan en transporte público. Mientras la ocupación promedio de un vehículo particular es de 1,2 personas por vehículo, en transporte público urbano se mueven en promedio 50 personas por vehículo.

Adicionalmente el buen uso de estos carriles agiliza los tiempos de viaje de todos los usuarios, hace más seguro el ascenso y descenso de pasajeros, disminuye los conflictos en la vía y hacen que la movilidad sea mejor para todos.

Registros de la Secretaría Distrital de Movilidad arrojaron que en la hora de máxima demanda se beneficiaron alrededor de 86.000 pasajeros de transporte público (SITP zonal y provisional) sobre los 8 corredores de carriles preferenciales.

¿Cuál es la sanción por hacer mal uso de los carriles preferenciales o carriles bus?

La sanción para quienes hacen mal uso de los carriles preferenciales o carriles bus es la C.14 del Código Nacional de Tránsito: “Transitar por sitios restringidos o en horas prohibidas”, con una multa prevista de 15 salarios mínimos legales diarios vigentes, es decir, $447.700 en 2021. Además, el vehículo será inmovilizado.

Los controles ejercidos por la Secretaría de Movilidad y la Policía de Tránsito reportan 532 operativos sobre los ocho corredores de la red de carriles preferenciales en los cuales se han impuesto alrededor de 4.200 comparendos a vehículos particulares, motos, taxis y vehículos de carga que hacen uso indebido de esta infraestructura.

¿Qué se espera de los usuarios de los carriles preferenciales?

• Que hagan buen uso de la infraestructura, respetando las restricciones de circulación y mejorando las interacciones en los carriles preferenciales o carriles bus.

• Que las operaciones de ascenso y descenso que realizan las y los conductores de taxi se realicen en lugares diferentes a los paraderos de las rutas del SITP y que no estacionen sobre los carriles preferenciales o carriles bus.

• Que algunos comercios que se encuentran sobre el corredor realicen sus operaciones de cargue y descargue sobre las vías aferentes a los carriles preferenciales o carriles bus en los horarios y zonas permitidas.

• Que los vehículos que estacionan sobre el andén o sobre los carriles preferenciales o carriles bus no lo hagan.

• Que los vehículos particulares eviten los entrecruzamientos entre sí y con los buses de transporte público.

La campaña ‘Échale ojo a los carriles preferenciales’ hace parte de una serie de intervenciones que iniciarán la Secretaría Distrital de Movilidad y el Sistema TransMilenio teniendo como eje el transporte público de Bogotá y con las cuales se busca la generación de mayores condiciones de seguridad vial para todos los usuarios y en especial para los más vulnerables en las vías.