Atención para bebés prematuros en Bogotá y consejos para las familias

personal de salud atendiendo a paciente. El Instituto Materno Infantil atendió más de 1700 partos en pandemia.
Publicado:
18
Nov
2020
Escucha la noticia

En el Día Mundial del Niño prematuro, la Secretaría Distrital de Salud destaca la labor del Instituto Materno Infantil, el hospital que registra el mayor número de partos atendidos en Bogotá y es reconocido como un modelo de atención en salud pública para mujeres gestantes y recién nacidos, no solo en Bogotá sino en Colombia.

Consultamos con la líder de servicio neonatal de la Subred Centro Oriente, la médica neonatóloga Ximena Garavito, quien dirige la prestación de servicios en este sector de la ciudad y nos explicó cómo funciona la atención a estos pacientes, especialmente de la Institución Materno Infantil.

Portal Bogotá: ¿Cuáles son los cuidados especiales que ofrece Bogotá para los pacientes prematuros?

Ximena Garavito: La atención brindada al paciente prematuro o de bajo peso en Plan Canguro incluye la atención en pediatría, neonatología y enfermería, terapia física, fonoaudiología y de lenguaje; valoraciones por cardiología pediátrica, oftalmología, ortopedia, fisiatría y, dependiendo de las patologías asociadas o comorbilidades que presente el paciente, se indicarán otras subespecialidades como endocrinología pediátrica y hematología, entre otras.

Como para nosotros es muy importante el aspecto social de los pacientes, en nuestro hospital todos los prematuros o pacientes de bajo peso y sus familias son valoradas por trabajo social y psicología.

PB: ¿Cuáles son las causas del parto prematuro?

XG: Hay muchos factores de riesgo que pueden llevar a esta situación. Tenemos causas sociales como un ingreso económico bajo, edades maternas menores de 18 años o mayores de 40; madres con gestaciones múltiples que tengan historias de abortos espontáneos o que hayan presentado hemorragia materna en el primer o segundo trimestre.

También hay comportamientos maternos que pueden ser determinantes como el consumo de cigarrillo, sustancias psicoactivas, alcohol, madres expuestas a estrés severo, con alimentación no balanceada o desnutrición marcada y que tengan falta de control prenatal. Existen otras causas que pueden ser de orden anatómico o por el padecimiento de miomas u otras patologías. También puede llevar a este problema la dificultad para el crecimiento intrauterino, entre otras condiciones asociadas a la formación del feto o la placenta.

PB: ¿Cuáles son los riesgos de un parto prematuro?

XG: El mayor riesgo es un recién nacido prematuro pretérmino. Se clasifican como niños menores de 37 semanas de gestación de de 2.500 gramos de peso. Estos niños, al nacer, ingresan al Plan Canguro intrahospitalario en las unidades de recién nacidos donde se inicia el entrenamiento.

El método de madre canguro fue concebido e implementado al final de la década de los setenta en el Instituto Materno Infantil por el doctor Edgar Rey Sanabria. Este plan ha ido evolucionando con los años y se caracteriza por métodos básicos como:

• Determinación de una población objetivo (menores de 37 semanas de gestación o menos de 2.500 gramos de pesos independiente de la edad gestacional)

• La segunda cosa que hay que tener en cuenta es la posición canguro. Esta tiene, como sello distintivo, que el niño debe tener contacto piel a piel con la madre las 24 horas del día, en posición vertical en medio de los senos y debajo de la ropa. Esta posición no solo mantiene la temperatura adecuada, sino que también facilita la alimentación y la estimulación.

• La alimentación y nutrición del canguro debe estar basada en la lactancia materna. Esta cubre las necesidades del niño de bajo peso al nacer y prematuro.

• Hay que tener estrategias muy importantes de alimentación y de nutrición del niño prematuro para que alcancen un crecimiento estable.

PB: ¿Cuál es el consejo para las niñas con niños prematuros?

XG: Dentro del programa Madre Canguro la familia es el pilar principal y ellos deben entrenarse en el manejo del paciente. Tenemos que tener políticas claras de egreso hospitalario y egreso ambulatorio. Dentro de nuestra institución los cuidados especiales y los signos de alarma y recomendaciones se explican durante toda la hospitalización. La madre ingresa a un programa en el que recibe capacitaciones de enfermería, medicina, psicología y terapias que el paciente debe recibir directamente en su casa. Además se les hace un examen verbal y un examen escrito para tener claridad de que ellas están entrenadas adecuadamente en el manejo de los pacientes en su casa.

Las recomendaciones son:

• Permanecer en posición canguro 24/7 y dormir en posición semisentada

• Vestir solamente con gorro, camisa abierta adelante sin mangas, pañal y medias o patines

• Las personas que ayudarán con el cuidado deben tener un aseo excepcional, no usar joyas, perfumes o lociones.

• Los bebés no pueden tener contacto con personas que tengan algún tipo de enfermedad (como gripa, algunas virosis o diarrea).

• No se deben bañar hasta que pesen más de 2.500 gramos

• Privilegiar la lecha materna como único alimento los primeros seis meses de vida y amamantarlos frecuentemente y sacar lo gases para evitar cólicos y regurgitaciones.

• Tener presentes los signos de alarma y asistir a urgencias si el bebé presenta fiebre, se pone morado, tiene vómito o alergia a la comida; si tiene deposiciones u orina con sangre; si se ponen amarillos o rechazan el alimento; si tiene signos de dificultad respiratoria o si le cuesta despertarse o está muy dormido; si llora inconsolablemente.

Bogotá cuenta con capacidad y experiencia para ofrecer servicios integrales a los bebés prematuros y sus familias en la red hospitalaria pública. El cuidado de la primera infancia es esencial para garantizar adultos sanos en el futuro y es justamente ese el pretexto para centrar todos los esfuerzos en lograr dicha meta.