Médicos salvan la vida de mujer con cardiopatía e hipertensión pulmonar

Foto: Secretaría de Salud

Foto: Secretaría de Salud

Lee antes de compartir:
09•Jul•2019
Publicado por: Maira Giraldo
09•Jul•2019
Publicado por: Maira Giraldo

Gracias a la oportuna atención integral por parte del personal de salud, del Centro de Servicios Especializado (CSE), de la Subred Norte, Trixie Robayo Barbosa, una mujer gestante de 27 años, y su bebé, se salvaron de morir luego de que ingresará al servicio de Urgencias con una sepsis severa (respuesta inmunológica a una infección bacteriana), hipertensión pulmonar y antecedentes de una cardiopatía.

“La paciente recibió tratamiento integral en la Unidad de Alta Dependencia Obstétrica (UADO) del CSE, desde su semana 28 de gestación, estuvo al cuidado de especialistas de alto riesgo, y se le practicó una cesárea a las 32 semanas y media, en el momento justo para que el binomio madre e hijo no corrieran ningún riesgo”, comentó Rafael Parra, coordinador de la UADO.

Una mujer diagnosticada con hipertensión pulmonar tiene pocas probabilidades de llevar a término el embarazo, debido a que las condiciones cardiopulmonares de su organismo no pueden soportar los cambios del desarrollo del embarazo. 

De acuerdo con el doctor Parra, los rangos de morbimortalidad materno y perinatal en estos casos son del 80 %. “Por esto, es un gran logro para la Subred el buen manejo que se tiene de una patología de alta complejidad como esta, porque, afortunadamente, permite que los dos pacientes estén en adecuadas condiciones”, agregó el especialista.

Tanto la mujer como su hijo se encuentran fuera de peligro. El bebé, con apenas 29 días de nacido, se recupera en la UCI del hospital de Suba y su estado de salud es estable.

La especialización del CSE de Suba en atención materno perinatal, implementada de acuerdo con el modelo de salud del alcalde Enrique Peñalosa, ha generado un gran impacto en la población y  por medio de la UADO ha logrado beneficiar a cientos de mujeres que requieren tratamientos de alta complejidad, acompañamiento de personal médico altamente calificado y monitorización con equipos de última generación que  aumentan su seguridad durante el embarazo o después del parto, cuando presentan algún riesgo.