Desde ya iglesia del barrio Egipto se prepara para la Fiesta de Reyes en 2020

Foto: IDPC Foto: IDPC
Publicado:
14
Oct
2019

La Iglesia del Barrio Egipto se prepara desde ya para la tradicional Fiesta de Reyes que adelanta todos los años, por esta razón, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural (IDPC) inició su proceso de restauración.

Con una inversión cercana a los 200 millones de pesos, que incluye materiales y mano de obra del grupo de expertos en protección y conservación del IDPC, avanza esta intervención que durará cuatro meses aproximadamente.

La Iglesia de Nuestra Señora de Egipto, fue declarada como Bien de Interés Cultural del ámbito Nacional (según el decreto 1584 del 11 de agosto de 1975). 

Foto: IDPC

Para su intervención se requirió inicialmente de estudios previos arquitectónicos y un registro de patologías para determinar su estado de conservación, y así definir las acciones a ejecutar para su recuperación.

Una vez realizados los estudios previos, se instalaron los andamios y superficies de trabajo y ya se dio inicio a la intervención de las fachadas principal y lateral, consistente en acciones de limpieza y consolidación de las superficies pétreas y arcillosas, limpieza de las esculturas, erradicación del deterioro biológico, eliminación de rayones vandálicos, recuperación del muro símil piedra y ladrillo ubicado en su parte superior.

Finamente, se hará el enlucimiento general basado en los colores originales de la Iglesia, identificados por parte los expertos del programa El patrimonio se luce´.

Foto: IDPC

Para el 2020, bogotanos y visitantes podrán admirar su fachada restaurada, teniendo en cuenta que esta iglesia se convierte en punto de encuentro cada enero para celebrar la Fiesta de Reyes, manifestación cultural con más de un siglo de trayectoria.

Historia y valor patrimonial

La Iglesia de Egipto tiene su origen en una antigua ermita que comenzó a ser construida entre 1633 y 1656, por iniciativa del clérigo Jerónimo de Guevara y Troya. Su nombre completo es Ermita de Nuestra Señora del Destierro y Huida a Egipto.  Este nombre fue dado en 1882 por Monseñor Vicente Arbeláez, al elevar la iglesia de Capellanía a Parroquia.

Está conformada por tres naves y mantuvo su estilo colonial hasta 1915, cuando se hizo una remodelación general que le dio su actual aspecto. 

En su fachada se destaca un reloj proveniente de la Catedral Primada, el cual fue instalado en 1906. 

Su interior estuvo decorado por 23 pinturas flamencas de estilo Barroco, que relatan el episodio bíblico de la huida de la virgen de Egipto. Su cielo raso está decorado con pintura mural elaborada por Mauricio Ramelli, con escenas alusivas a la vida de la virgen María.

En 1915, por obra de Mariano Sanz de Santamaría, la fachada colonial original fue demolida para ampliar la nave y el atrio. Esta, entre otras modificaciones, concluyó en casi la totalidad de la desaparición del templo colonial. 

Foto: IDPC

Fiesta de Reyes Magos y Epifanía del barrio Egipto

Es una de las festividades tradicionales más reconocidas de Bogotá, se celebra el primer fin de semana de enero y se extiende a lo largo de tres días, durante el “puente de reyes”, con el fin de conmemorar la llegada de los reyes magos.

Esta fiesta combina elementos de orden religioso y secular, donde la iglesia de Nuestra Señora de Egipto y la plazuela del barrio son el epicentro de la celebración. 

Allí se desarrolla la tradicional misa y el denominado auto sacramental, una obra teatral que representa la llegada de los reyes magos al nacimiento de Jesús.

En la memoria colectiva, la mayoría de los habitantes del barrio coinciden en que el origen de la fiesta data de principios del Siglo XX, con la búsqueda de fon¬dos para la renovación de la Iglesia.

No obstante, a partir de la investigación adelantada por el IDPC, se han identificado documentos históricos que sugieren que esta fiesta hace parte de una tradición festiva cuyos orígenes se remontan a La Colonia, con la fundación de la ermita Nuestra Señora del Destierro y la Huida a Egipto en 1558.

Lo cierto es que la fiesta de Reyes Magos ha permanecido en el barrio Egipto durante más de un siglo y hoy sigue siendo un referente de tradición, memoria colectiva e identidad para sus habitantes.