De la mano del IPES, Diego y Lorena se reinventaron en la pandemia

Diego se desplaza a varios sectores de su localidad para llevar él mismo los productos de la Plaza de Fontibón. Entrega de mercados a domicilio de Yocompro - FOTO: Diego Andrés Barrera
Publicado:
6
Mar
2021
Escucha la noticia

La pandemia del COVID–19 dejó muchas historias de personas que se reinventaron para poder sobrevivir. Una de ellas es la de Diego Barrera y Lorena Leal, una pareja de esposos quienes han trabajaron más de 18 años en una reconocida aerolínea nacional y de repente fueron enviados a su casa con licencia no remunerada, debido a la crisis que generó la llegada de la pandemia.

Entrega de mercados a domicilio de Yocompro - FOTO: Diego Andrés Barrera

La incertidumbre les puso el reto de buscar opciones para generar ingresos económicos. Desde hacía varios años iban a hacer mercado en la Plaza de Fontibón y fue allí donde precisamente nació la idea de iniciar con un negocio propio.

“Ante la necesidad de los pagos de colegios, servicios y compromisos nos pusimos a pensar qué era lo que íbamos a trabajar durante la pandemia. Mediante un estudio de mercadeo que hicimos empíricamente decidimos crear 'Yocompro' un sitio donde la ciudadanía pide su mercado fresco que es enviado a sus casas en unas canastillas”, cuenta Diego Barrera.

Entrega de mercados a domicilio de Yocompro - FOTO: Prensa IPES

Señala que con este emprendimiento buscaron volver a conectar las plazas de la ciudad con los hogares bogotanos. “La idea es garantizar la mejor calidad y frescura con un excelente servicio al cliente”, afirmó.

Sin embargo, arrancar no era fácil, debían tener orientación en su nuevo emprendimiento para no fracasar y fue allí donde buscaron la ayuda del  Instituto Para la Economía Social IPES“Inicialmente le presentamos el proyecto a la directora de la plaza y allí inicia el contacto con el IPES, que nos dio el permiso para poder circular pese a las restricciones de movilidad”, explicó.

Después presentaron el proyecto a la alcaldesa Claudia López y al director del IPES, Libardo Asprilla, en una visita que hicieron a la plaza de mercado.

Entrega de mercados a domicilio de Yocompro - FOTO: Diego Andrés Barrera

Poco a poco fueron cubriendo las necesidades de quienes devengaban sus servicios a la vez que su emprendimiento 'Yocompro' se fortaleció y generó recursos para su sostenimiento.

Actualmente 'Yocompro' ha podido brindar ayuda a otro integrante de la familia que se unió para fortalecer el negocio. Según lo dice Diego, de esta manera queda demostrado que la ayuda del Instituto para la Economía Social IPES fue fundamental para el resurgir de su familia.

IPES clave en la ayuda y reactivación económica de vendedores informales

En entrevista con Portal Bogotá, el director del IPES, Libardo Asprilla, aseguró que al inicio la pandemia en 2020 la entidad dio un viraje al trabajo inicial que venía realizando la entidad con la caracterización de los vendedores informales.

Y es que tras el decreto 093 del simulacro de cuarentena se comenzó de inmediato a canalizar las ayudas del programa 'Bogotá Solidaria en Casa' a los vendedores informales que se comenzaron a ver afectados con la situación.

“Nosotros nos dimos a la tarea de hacer el ejercicio de manera virtual, y fue así como organizamos las primeras bases de datos y se compartió la información con Secretaría de Integración Social para focalizar a los primeros vendedores informales de la ciudad, así como también con la Secretaría de Planeación Distrital y la Secretaría de Hacienda que realizó la entrega de recursos“, dijo.

Gracias a las labores del IPES fueron entregadas cerca de 74.000 ayudas entre transferencias monetarias y subsidios en especie a los vendedores.

Capacitaciones a vendedores informales

Durante la pandemia el Instituto para la Economía Social – IPES fortaleció las capacitaciones de 3.536 vendedores informales y beneficiarios de las alternativas comerciales.

Además, en articulación con el SENA y la Secretaría de Educación del Distrito, se fomentó el emprendimiento empresarial de los vendedores y se les encaminó hacía la virtualidad teniendo en cuenta las brechas tecnológicas.

Bioseguridad para los vendedores informales

Una de los grandes retos que asumió la entidad tuvo que ver con salvaguardar la salud de quienes estaban ofreciendo sus productos en el espacio público. Por ello la alcaldesa Claudia López y el director del IPES, Libardo Asprilla, iniciaron una cruzada por los puntos de mayor concentración de vendedores informales para suministrarles las medidas de seguridad a tener en cuenta y así evitar el incremento en los contagios.

 

 

Durante la emergencia sanitaria, inicialmente fueron entregados más de 53.000 elementos de bioseguridad, tapabocas y gel a la vez que se realizaron más de 1.300 jornadas de sensibilización y 425 jornadas de limpieza y desinfección.

“Esa fue otra de las grandes tareas: el cuidado. Nosotros nos íbamos todos los días a sensibilizar a la gente y a llevarles elementos de bioseguridad como lo veníamos haciendo también en las plazas de mercado”, indicó Libardo Asprilla, director del IPES.

Al cierre de 2020 el balance fue de 1.320 jornadas de sensibilización y se entregaron 123.000 elementos de bioseguridad a los vendedores informales.

 

 

Actualmente se entregan kits de bioseguridad. “Llevan gel, tapabocas y un traje de bioseguridad que permite que se vean organizados en el espacio público“, explicó el director del IPES.

Las 19 Plazas Distritales de Mercado también tuvieron un cambio en la pandemia

Cuando la economía fue duramente golpeada por la pandemia, las 19 Plazas de Mercado no fueron la excepción y empezaron a verse afectadas. En cuanto se decretó la alerta amarilla y el simulacro vital el 17 de marzo de 2020, la ciudadanía sintió incertidumbre y de forma masiva acudió a los almacenes de cadena, tiendas de barrio, supermercados y Plazas de Mercado para abastecerse antes del confinamiento total.

 

 

El Instituto Para La Economía Social IPES de inmediato trabajó de la mano con las plazas de mercado ayudándoles a crear estrategias comerciales como servicios a domicilio, redes sociales y plataformas digitales de domicilios.

“Implementamos varias estrategias: 'De la Plaza a tu casa y de la Plaza a tu conjunto', que busca llevarle los productos que se comercializan en la plaza directamente a los hogares de los bogotanos. Implementamos por primera vez ese servicio aprovechando las herramientas tecnológicas”, explicó Asprilla.

Durante este periodo, se han realizado más de 549 mil domicilios lo que ha dejado ventas superiores a los 21 mil millones de pesos. Cerca de 500 domiciliarios han trabajado para llevar a los hogares los productos de primera necesidad.