El semillero que enseña habilidades laborales a los jóvenes del IDIPRÓN

jóvenes. Los jóvenes pueden acceder al beneficio 4 x 2: cuatro días de trabajo por dos de estudio.
Publicado:
17
Nov
2020
Escucha la noticia

Desde que la Casa de Acogida Santa Lucía reabrió sus puertas, muchos de los jóvenes beneficiarios del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud –IDIPRON, regresaron para continuar con sus estudios y retomar la estrategia 4 x 2.

Aparte de enseñarles Idiomas, Biología y Matemáticas, se les enseña de Cultura Ciudadana y todo lo que ellos tienen que saber para afrontar su vida laboral, todo esto, gracias a un convenio de Corresponsabilidad y Cultura Ciudadana que posee el IDIPRON. Los jóvenes entre 18 y 28 años  pueden postularse a este semillero para que se les enseñen cosas claves como: la presentación en una entrevista, pautas laborales, habilidades sociales, entre otras.

“Se les enseñan cosas de la vida laboral, muy puntuales, que les van a pedir dentro de la estrategia para que puedan ingresar al convenio de corresponsabilidad” Explica Flor María Cristancho, trabajadora social del área psicosocial.

Estrategia 4 x 2

Se les brinda oportunidades educativas y económicas a jóvenes vinculados al Modelo Pedagógico institucional a la estrategia 4x2 (4 días de trabajo por 2 de estudio). Así se les crean hábitos de responsabilidad y disciplina.

“Queremos que nuestros jóvenes sigan normas y acaten las reglas porque la mayoría de ellos no siguen figuras de autoridad ya que no han tenido una formación para ello, es por esto que en el semillero se les enseñan hábitos laborales, sociales y artísticos.” Comenta Flor Cristancho.

En el caso de la Cultura Ciudadana, se les forma la parte artística para que ellos vayan y fomenten la buena cultura en las calles de la capital. “Estos jóvenes se encuentran en la ciudad fomentando el buen uso de los pasos peatonales, enseñando cómo deben cruzar las calles, entre otras cosas. Afirma Flor María.

Desde el área psicosocial se encargan de que los beneficiarios tengan la parte formativa como también su valoración inicial, documentación, la parte de salud y sobretodo, que estén activos en el semillero virtualmente por la contingencia de la pandemia y regresen progresivamente a las Casas de Acogida que reabrieron sus puertas como la de Santa Lucía.