En los zapatos del otro: un acto simbólico contra la xenofobia electoral

Imagen de zapatos en el agua En el país hay cerca de 1.4 millones de venezolanos según cifras de Migración Colombia.
Publicado:
16
Sep
2019

Quizás has escuchado que una manera de entender la situación de los demás es ponerse en sus zapatos.

“Ponerse en sus zapatos es generar empatía al ver el calzado desgastado de quienes caminaron miles de kilómetros hasta aquí en búsqueda de mejores oportunidades”, narró Alejandro Daly, coordinador de la ONG el Derecho a No Obedecer.

Con este acto simbólico contra la xenofobia a migrantes, la Plaza de Bolívar de Bogotá se llenó de cientos de zapatos de venezolanos que han llegado caminando a la capital de Colombia debido a la crisis social, económica y política que atraviesa su país.

Durante esta presentación artística, diversos activistas pidieron a los candidatos a las elecciones del próximo 27 de octubre, la no utilización de mensajes xenófobos contra los migrantes venezolanos durante la contienda electoral.

“Estamos cercanos a elecciones en las que los colombianos asistirán a las urnas para elegir alcaldes de más de 1.100 municipios, 32 gobernadores, representantes a las asambleas departamentales y a los concejos municipales. Hemos notado que políticos están utilizando la migración venezolana como bandera de sus campañas y de manera negativa”, aseguró Alejandro Daly.

Daly también dejó claro que cada zapato representa la historia de un migrante venezolano que ha tenido que recorrer largos caminos para huir de la acentuada crisis que existe en Venezuela, desde que Nicolás Maduro asumió el poder, y que esta es la segunda crisis migratoria más grande del mundo actual.

Los datos de Migración Colombia apuntan a que en el país hay cerca de 1.4 millones de venezolanos que han llegado por diversas razones, de los cuales 770.975 son regulares y cuentan con permiso, mientras que 489.619 no tienen documentación de permanencia.

¿Qué se hace en Bogotá para recibir a los migrantes?

La Alcaldía de Bogotá ha establecido diversas estrategias de atención a migrantes venezolanos para permitirles condiciones dignas de permanencia en la ciudad.

Entre las estrategias se encuentra la apertura del Centro de Atención al Migrante, ubicado en la localidad de Teusaquillo, calle 35 # 21-19 que brinda atención de lunes a sábado y en donde se evalúan las necesidades de los migrantes.

Así mismo, existen la Ruta de Atención al Migrante en el SuperCade social ubicado en el Terminal de Transportes de El Salitre, en el que más de 40.000 personas han recibido atención.

Imagen del Centro de atención al migrante en Salitre

Entre los servicios que presta el SuperCade social se encuentran los de la Cruz Roja Colombiana que presta un servicio de voluntariado y entrega kits viajeros o alimenticios.

La Secretaría de Integración Social brinda asesoría a la población que cuenta con el permiso especial de permanencia, relacionada con la oferta de servicios que ofrece el Distrito y se presta albergue temporal a los migrantes que se encuentran en tránsito.

En este SuperCade, Migración Colombia ofrece información y expide certificados de salida voluntaria a aquellas personas que han decido continuar su camino fuera de Colombia. La Personería de Bogotá y la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas también atiende a población víctima del conflicto armado.

De igual manera, existe el centro de acogida ‘La Maloka’, ubicado en la localidad de San Cristóbal que a la fecha ha atendido a 1.626 personas y se realizan actividades continuas de encuentro, así como de talleres de formación en alianza con el proyecto Red Bogotá Líder, un grupo de jóvenes emprendedores que guían a los migrantes con sus conocimientos.

La mirada internacional

Por otra parte, en un comunicado la Agencia EFE manifestó en relación a este tema, que el Comité de Protección de los Derechos de los Trabajadores Migrantes de Naciones Unidas expresó el pasado viernes 13 de septiembre en Ginebra, su preocupación al gobierno de Colombia por los discursos xenófobos de autoridades y periodistas que están criminalizando la migración.

Así mismo, el organismo de la ONU, que por tercera vez revisa la situación de las políticas migratorias en Colombia, pidió eliminar estos estereotipos discriminatorios y aplicar sanciones a este tipo de declaraciones con celeridad y sin excepción.

De igual manera, el comité reconoció que Colombia también enfrenta una situación sin precedentes y en especial en sus zonas fronterizas con Venezuela y Ecuador, lugares de paso de miles de migrantes y refugiados venezolanos.