Mujeres firmantes construyen paz con enfoque de género en Bogotá

Cierre proyecto Por la paz y la memoria: Ciudadanía activa de mujeresFoto: Secretaría de la Mujer.
Mujeres firmantes del Acuerdo de Paz en Bogotá en compañía de la secretaria de la Mujer, Diana Rodríguez Franco.
Publicado:
9
Ago
2022

Únete a nuestro canal de noticias en Whatsapp

Escucha la noticia

Luego de que el pasado 28 de julio se llevara a cabo la ceremonia de cierre del proyecto 'Por la paz y la memoria: Ciudadanía activa de mujeres firmantes del Acuerdo de Paz en Bogotá', en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, se dio apertura a la exposición 'Caminos de Paz' que recoge las experiencias y memoria colectiva de este proceso.

Este proyecto se desarrolló en el marco del Convenio de Cooperación Internacional entre la Secretaría de la Mujer, ONU Mujeres, la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad en Colombia, la Asociación Nuevo Agrupamiento Por La Paz Distrito Capital (Ana Paz) y la Embajada de Suecia en Colombia, con el cual se busca poner en marcha estrategias que promuevan el empoderamiento de las mujeres en reincorporación, firmantes del Acuerdo de Paz, a través del fortalecimiento de su ciudadanía activa y el impulso de escenarios de reconciliación y construcción de paz territorial.

Lo anterior, se hizo posible a través de dos componentes: en el primero se desarrollaron talleres pedagógicos dirigidos a las ciudadanas en el territorio, y en el segundo, la construcción de la memoria colectiva de las mujeres firmantes de la paz, como punto de partida para entender lo sucedido y proyectar sus sueños en un nuevo escenario de convivencia en la vida civil.

“Para nosotras, acompañar el proceso de reincorporación, implica que las mujeres que han emprendido trayectorias hacia la civilidad les sean garantizados sus derechos, el ejercicio de su autonomía, el acceso a la igualdad de oportunidades, a la no estigmatización, a la participación y representación en instancias decisivas, y a ser valoradas como protagonistas en la construcción de la paz”, expresó la Secretaria de la Mujer, Diana Rodríguez Franco.

Diálogo y pedagogía para la paz con enfoque de género

En el primer componente, 27 firmantes trabajaron en la comprensión de contenidos y metodologías, para poder certificarse como facilitadoras en construcción de paz territorial, quedando habilitadas para seguir replicando el taller en barrios y comunidades donde habitan. Lo más importante de este proceso fue el compromiso con la “no repetición del conflicto armado”, con lo que se aporta institucional y socialmente con la implementación y la sostenibilidad de los Acuerdos de Paz con enfoque de género.

A través de la metodología, se realizaron más de 20 encuentros pedagógicos, con los cuales se ha llegado a más de 300 mujeres de las localidades de Bogotá. El proceso busca seguir vinculando a más ciudadanas, a través de réplicas del taller en instituciones educativas y con mujeres rurales y campesinas de Sumapaz.

“Desde nuestro compromiso con el feminismo antimilitarista, consideramos la urgente necesidad de apoyar todas las formas de sostenibilidad de los procesos de paz, robustecer las actoras políticas de las mujeres en favor de la democracia, y promover el reconocimiento y goce pleno de las mujeres, entre ellas las que optan por otro camino diferente a las armas para su ejercicio político y ciudadano”, indicó Diana María Salcedo López, directora de LIMPAL en Colombia.

Exposición “Caminos de Paz”

En este segundo componente de memoria colectiva, las mujeres firmantes del Acuerdo de Paz hicieron una búsqueda conjunta de recuerdos, voces e impactos que el conflicto armado ha dejado en sus cuerpos y en sus vidas, desde la perspectiva del género; sus identidades y culturas, pero también desde las vulnerabilidades que las atraviesan por el hecho de ser mujeres, sus historias y trayectorias de vida.

“Este proyecto ha sido un hito para las mujeres en proceso de reincorporación en Bogotá pues han hecho un ejercicio de memoria que da cuenta de su identidad y experiencia -que se recoge a través de una exposición abierta a la ciudadanía-.  Este es un ejercicio concreto de construcción de paz territorial, el cual puede ser replicado con otras comunidades y en otros departamentos”, comentó Margarita Muñoz, Coordinadora Temática en Construcción de Paz de ONU Mujeres en Colombia.

En este ejercicio, compartieron experiencias y objetos de profundo significado personal como el radio transistor en donde podían escuchar las noticias y conectarse con la vida nacional, el pocillo especial para tomar el tinto en las frías mañanas que les brindaba la montaña, pulseras y moñas tejidas con chaquiras como parte de sus recursos para la expresión de su feminidad, así como dibujos, fotografías, libros, revistas, poemas, novelas, también canciones, binoculares, platos, cantimploras y demás herramientas de trabajo cotidiano que fueron parte de su convivencia en comunidad.

Pero no solo fueron los objetos, los recuerdos tomaron forma mediante la fabricación de artesanías en arcilla o plastilina, tejidos, pintura y escritura, principalmente, convirtiendo sus manufacturas en testigos inmóviles y vivos de anécdotas, emociones, añoranzas y anhelos, que se podrán apreciar en la exposición“Caminos de Paz”, cuyo diseño y curaduría estuvo a cargo del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación y la Secretaría de la Mujer.

¡En la Secretaría de la Mujer seguirá trabajando con organizaciones aliadas y construyendo espacios con las mujeres firmantes del Acuerdo de Paz en Bogotá!

A continuación, algunas imágenes de la exposición 'Caminos de paz':