Tatiana del Pilar Otavo, la voz de las cuidadoras y cuidadores de Bogotá

Tatiana del Pilar Otavo es la voz de las y los cuidadores del Sistema Distrital de Cuidado . Pieza: ArchIvo personal de Tatiana Otavo Herrera. Tatiana del Pilar Otavo es la voz de las y los cuidadores del Sistema Distrital de Cuidado . Pieza: ArchIvo personal de Tatiana Otavo Herrera.
Publicado:
3
Sep
2021
Escucha la noticia

Tatiana del Pilar Otavo Herrera, una mujer emprendedora, oriunda de Tocaima, Cundinamarca, pero criada en Bogotá, llegó a la capital con su mamá siendo tan solo una niña buscando mejores oportunidades y una mejor calidad de vida. Vivió con su madre y sus abuelos maternos quienes se encargaron de ella y la sacaron adelante y hoy en día se ha convertido en una mujer emprendedora y con espíritu de ayuda hacia los más vulnerables.

En los años más bonitos de su juventud se enamoró de un hombre maravilloso con quien se casó y tuvo un hermoso niño, su único hijo que nació con autismo, una discapacidad cognitiva que ha limitado su aprendizaje, pero que como madre lo ha sabido llevar con amor, dedicación y paciencia.

 “El apoyo, el acompañamiento, supervisión y planificación son labores más complejas que las demás porque con mi hijo hay que hacer más seguimientos, por ejemplo, estar pendiente de sus horas de sueño, bañarlo, cambiarlo, alimentarlo, ayudarlo si necesita un apoyo postural o si se presenta una crisis”, afirma Tatiana.

En la foto se encuentra la familia de Tatiana del Pilar Otavo, su esposo e hijo antes de la pandemia.

familia
Tatiana del Pilar Otavo, su hijo y esposo. Fotografía tomada antes de la pandemia. Foto: Archivo personal / Tatiana Otavo Herrera

Tuvo que posponer sus estudios por el cuidado de su hijo, sacrificio que valió la pena y que afrontó con todo su corazón para que tuviera los cuidados necesarios que requiere una persona con discapacidad.

“Me gustaría estudiar administración de empresas debido a que estoy manejando una organización sin ánimo de lucro”, manifiesta.

Su participación en distintas organizaciones de cuidadores en Bogotá

Actualmente Tatiana es la representante de la Corporación Nuevo Comienzo Bogotá D.C., hace parte de la Mesa Distrital de Mujeres con Discapacidad, de la Mesa de Mujeres Cuidadoras de Personas con Discapacidad, y es Comisionada por Discapacidad de la localidad de Suba. Y como si fuera poco, el 28 de agosto fue elegida como representante de las organizaciones de los cuidadores y cuidadoras del Sistema Distrital de Cuidado, siendo la primera vez que se escoge a un vocero en este mecanismo de Participación.

"Mi labor en todas estas instancias es motivar a las y los cuidadores y favorecer a niños, jóvenes y adultos con discapacidad. Me motiva compartir valores, visiones, intereses, inquietudes, plantear metas y estrategias para fortalecer el control social y la política pública de la mujer, la equidad de género y el manejo de las diferencias y diversidades que presentamos las mujeres", señala Tatiana. 

En la foto se ven las cuidadoras de la Organización Nuevo Comienzo Bogotá D.C, una de las instancias que Tatiana del Pilar Otavo representa.

cuidadoras
Cuidadoras de la Organización Nuevo Comienzo Bogotá D.C. Tatiana es la segunda de izquierda a derecha. Foto: Archivo personal / Tatiana Otavo Herrera

Todos sus días están cargados de mucho trabajo; un día normal comienza a 5:00 a.m. después de haber dormido pocas horas, pues debe atender a su hijo cuando se despierta dos o tres veces en la noche. “Nunca cuento las horas que duermo porque lo más importante es que pueda apoyar y aportar a la mejor calidad de vida de mi hijo”, explica Tatiana.

Mientras le da el desayuno a su hijo, le echa un vistazo a su agenda y revisa las actividades diarias pues es una mujer muy activa que sabe repartir su tiempo entre el trabajo y su familia. En su agenda hay una frase que escribió al principio, la cual lee todos los días para darse ánimo: ¡Levántate, suspira, sonríe y sigue adelante, si luchas por lo que quieres tarde o temprano llegará! Ora y le encomienda su día a Dios. Luego organiza el menú del día tratando de que sea variado y siguiendo las instrucciones del nutricionista de su hijo.

Toma el transporte público para llevar a su hijo a sesiones de terapia en donde permanece hasta medio día. Y en la tarde, si su esposo tiene tiempo libre, le ayuda con el cuidado de su hijo, pues por el oficio de su trabajo como vigilante, es muy difícil que esté en casa en horas definidas.

En la siguiente foto se ve a Tatiana el día de su grado donde le fue otorgado el Diploma de Cuidadora Experta el 3 de septiembre de 2021.

diploma
Tatiana recibe el diploma de Cuidadora Experta otorgado por el Instituto Roosvelt. Foto: Archivo personal / Tatiana Otavo Herrera

Luego atiende reuniones virtuales con los adultos egresados del ICBF, que es una de las acciones de cuidado comunitario dirigida a integrantes de la Corporación Nuevo Comienzo Bogotá DC., de la cual es representante. Luego, participa en la Mesa de Mujeres con Discapacidad y Cuidadoras de Personas con Discapacidad. “Aquí afianzamos los lazos de las mujeres, los roles de cuidado, concertamos el listado de metas y las tareas dejadas para las integrantes”, afirma Tatiana.

Después de estas reuniones comienza el trabajo de aseo del hogar. Luego se encamina con su hijo a las huertas caseras, otro de los proyectos que está implementando con mamás cuidadoras. Mientras su esposo prepara la comida, Tatiana llega a casa y atiende otra reunión con la señora Edna Ortega Hernández, consejera consultiva de mujeres con discapacidad y cuidadoras del Distrito y con el señor Oscar Saúl Cortés Cristancho, líder de la mesa y red distrital de discapacidad, para atender varios procesos que llevan a favor de las personas con discapacidad.

En la noche ora junto su hijo y le agradece a Dios por el día, “le doy gracias porque estoy viva, y porque pude sobrellevar un día más pues es una carga que no es fácil, pero lo hago con todo el amor del mundo. A veces las cuidadoras tenemos esos días complicados. Intento despejar mi mente pensado en que hoy he colocado un granito más de arena a esta sociedad incluyente. Que las diferencias y diversidades no sean una limitante, sino que se pueda aprender para que los que vienen tengan un camino limpio, que no les toque tantas barreas que se presentan en la reivindicación de los derechos de las personas. Hay cuidadoras que tienen peores días que yo en cuanto a la carga que manejan, pero le pido a Dios cordura para poder realizar esta labor con todo el amor del caso.” dice Tatiana.

En la foto está Tatiana en las instalaciones de la Organización Nuevo Comienzo Bogotá D.C.

Tatiana
Foto: Archivo personal / Tatiana del Pilar Otavo.

Tatiana aspira mejorar la calidad de vida de su hijo, comprar una vivienda y comenzar una carrera profesional. Una meta que se propone es la de crear emprendimientos para que las cuidadoras puedan hacer alianzas que permitan contratar personas cuidadoras de personas con discapacidad y fortalecer las instancias de participación realizando un liderazgo activo basándose en principios y ética.

El consejo que les da a las cuidadoras y cuidadores de Bogotá es que participen activamente al interior de las organizaciones pues esto permite dar a conocer las necesidades y aportes de las personas que representan.

A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota. Y si nos unimos varias gotas podemos crear un mar de oportunidades. Unidos y unidas podemos lograr más que estar separados.

Por su parte, Tatiana seguirá trabajando, luchando y cuidando a los más vulnerables, las personas con discapacidad, sus cuidadores y organizaciones para que tengan una mejor calidad de vida, sean escuchados e incluidos en la sociedad. “Espero poder ir avanzando y rendir cuentas de cómo se va articulando todo”, concluye.