¿El uso de guantes desechables previene el contagio de COVID-19?

Imagen de guantes desechables de colores El uso exclusivo de guantes desechables no asegura una protección total ante el COVID-19.
Publicado:
20
Abr
2020
Escucha la noticia

Es probable que además del tapabocas hayas recurrido al uso de guantes desechables para evitar adquirir el COVID-19, y que sientas más seguridad o protección al momento de salir a buscar provisiones o realizar actividades necesarias durante la cuarentena.

Si bien, los guantes desechables hacen parte de los equipos básicos de bioseguridad que deben portar los profesionales de la salud ante virus altamente contagiosos como el COVID-19, su eficacia en el día a día aún no está ciento por ciento comprobada.

Te preguntarás '¿Por qué razón?'

El uso de guantes desechables parece generar confianza porque recordemos que el coronavirus no solo se adquiere por las gotículas que se dispersan por el aire sino también por el contacto directo de las manos con superficies o personas contagiadas.

Los guantes protegen las manos, es cierto, pero si por alguna razón te descuidas y como es un hábito normal tocas tus ojos, nariz o boca con los guantes contaminados, estarías igual de expuesto al virus, que si no los llevaras puestos y te tocaras la cara sin antes haber lavado tus manos con agua y jabón.

En una nota publicada por la Deutsche Welle en español aseguran que el uso de los guantes desechables puede incrementar el riesgo de una infección por varias razones, como que son hechos de un material poroso que sirve de barrera contra fluidos espesos y ante virus tan microscópicos solo protegen durante un corto tiempo.

“Esta es una de las razones por las que el personal médico lava y desinfecta las manos de manera cuidadosa luego de usar guantes desechables, pues estos nunca reemplazarán las reglas de higiene”,

Añade la nota de la DW en español.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud, OMS, asegura que el uso de guantes no elimina la necesidad de realizar un correcto lavado de manos con agua y jabón.

Recomienda, además, cambiar los guantes de manera constante y evitar tocar los ojos, nariz o boca con las manos o los guantes potencialmente contaminados.

“El mal uso de guantes desechables puede ser un desastre higiénico” 😐

Citando de nuevo la nota de la DW en español, médicos como el alemán Marc Hanefeld, el neumólogo internista Jens Mathews y el presidente de la Sociedad Austriaca de Higiene Hospitalaria, Ojan Assadian, coinciden en que un mal uso de guantes desechables puede convertirse en un desastre higiénico.

Las razones obedecen a varios factores como que la piel empieza a sudar debajo de los guantes rápidamente y genera el clima propicio para todo tipo de bacterias y virus y, si a eso se le suma el no lavarse las manos después de usarlos, esto se traduce en altas posibilidades de contagio.

Así mismo, aseguran que los guantes acumulan más bacterias y, en este caso, más virus en la superficie que unas manos recién lavadas. 🤚✋ 

Los expertos no recomiendan el uso de los guantes desechables en la vida diaria sin tener un entrenamiento médico previo, pues de lo contrario, las personas al quitarlos de sus manos podrían estar cometiendo errores como pasar el virus a las manos, muñecas y mangas de la ropa.

Así que lo mejor y más recomendado es que adoptes medidas seguras como el lavado continuo de manos con agua y jabón, que practiques el distanciamiento social, evites tocarte la cara, uses tapabocas y te mantengas en casa el tiempo que dure la cuarentena por la vida.

Si insistes en seguir usando los guantes, no olvides desecharlos junto a los tapabocas en una bolsa cerrada y no mezclarla con los productos que serán reciclados. 

También te compartimos este tutorial de Secretaría Distrital de Salud sobre el correcto lavado de manos: