¿Cuáles son los errores más comunes al usar tapabocas para prevenir COVID-19?

Imagen de una mujer con tapabocas Combinar el uso del tapabocas con el lavado de manos, distanciamiento físico y demás medidas de autocuidado, reducen sustancialmente los contagios por COVID-19. Foto: Pixabay.
Publicado:
24
Jun
2021
Escucha la noticia

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, el uso del tapabocas resulta ser efectivo para evitar el contagio del COVID-19 a través del contacto de tus manos con tu boca, o con otras personas que posiblemente sean positivas, por ello es clave utilizarlo de manera correcta y acompañarlo de otras medidas como el lavado de manos, ventilación de espacios cerrados y distanciamiento físico.  

Recuerda que este virus ingresa al cuerpo a través de las gotículas que una persona contagiada expulsa cuando estornuda o tose. Estas partículas entran a tu cuerpo por las mucosas, ojos, nariz boca, si te tocas sin haber lavado previamente tus manos o si has estado cerca de un contagiado sin la debida protección.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, CDC, basados en estudios recientes, sugieren que el tapabocas debe usarse en lugares en los que es difícil mantener un distanciamiento social, de al menos dos metros, e incluso recomiendan el uso de cubiertas de tela para portar en el espacio público.

Te compartimos la lista de errores más comunes a la hora de usar tapabocas de tela, según los CDC y la OMS. Toma nota y trata de hacer un buen uso:

1. Dejar de lavarse las manos mientras se usa el tapabocas

La Organización Mundial de la Salud y Secretaría Distrital de Salud de Bogotá han sido enfáticos en la importancia de que cada persona aplique el conjunto de medidas necesarias de autocuidado frente al coronavirus.

El solo uso de tapabocas por sí solo no es suficiente protección, debes acompañarlo de otras medidas como el continuo lavado de manos antes y después de retirarlo de la cara, asegurarte de cubrir completamente la nariz, boca y mentón, así como desecharlo de manera correcta y no reutilizarlo.

2. Cubrirse solo la boca

Cubrir solo la boca con el tapabocas es uno de los errores más comunes a la hora de protegerse contra el coronavirus. Ten en cuenta que las vías principales de acceso del virus al organismo son las mucosas: boca y nariz, por tanto es necesario asegurarse de cubrir estas partes, incluyendo el mentón, para frenarle el paso al COVID-19.

3. Tocar la parte externa del tapabocas y no lavarse las manos

La parte externa del tapabocas es la que está expuesta al virus y puede contener partículas del mismo, por tanto, al tocar la parte externa del tapabocas estás contaminando tus manos y el mayor riesgo es contagiarte por tocar tus ojos, nariz o boca sin lavarte las manos previamente. 

La efectividad del lavado de manos continuo radica en que el jabón y el agua eliminan y deshacen el recubrimiento de grasa que contiene y protege al virus. De esta manera se reduce casi en un 50 % la probabilidad de contagiarse, según los expertos en salud.

4. Quitarse el tapabocas para hablar con otras personas 

No es recomendable quitarse el tapabocas para hablar con los demás, ponérselo en la barbilla o el cuello, porque de esta manera te estás exponiendo completamente al virus. Recuerda la importancia de mantener una distancia de al menos un metro y medio de cada persona, si no te entienden es mejor repetir el mensaje pero nunca quitarte el tapabocas.

5. Reutilizar el tapabocas

Los tapabocas convencionales o quirúrgicos están diseñados para un solo uso, son desechables y por ningún motivo es recomendable reutilizarlos o intentar lavarlos porque pierden su efectividad y además no es higiénico. 

En tanto los tapabocas de tela, los expertos en salud recomiendan siempre lavarlos después de cada uso para evitar proliferación de bacterias y como una buena medida de higiene personal.