Salud en Bogotá: hacia un modelo diferencial y territorial con atención integral

Funcionaria atendiendo paciente. Se han llevado a cabo acciones para garantizar que las personas puedan acceder a todos los demás servicios de salud distintos los relacionados con la pandemia.
Publicado:
19
Oct
2020
Escucha la noticia

La pandemia de COVID-19 puso a prueba al sector salud en Bogotá y se convirtió no sólo en un reto para fortalecer el sistema y brindar una atención eficiente y de calidad a los bogotanos, sino que lo llevó a implementar estrategias que fueran audaces, territoriales, diferenciales y resolutivas.

Desde la aparición del coronavirus en la ciudad, las llamadas de emergencias transferidas por la Línea 123 y que fueron transferidas al Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE), aumentaron en un 86 %, y gracias al crecimiento en recursos humanos y de infraestructura, todos los incidentes recibidos fueron atendidos y gestionados.

Para garantizar una atención integral y de calidad para el diagnóstico del COVID-19 y el seguimiento en salud a las personas con sospecha y confirmación de tener el virus, la Secretaría de Salud implementó una estrategia inédita, a través de una alianza con las EPS más importantes de la ciudad y la regulación de servicios del CRUE, para llevar Atención Médica Domiciliaria (AMED) a los bogotanos, logrando llegar a las viviendas que lo han requerido.

Adicionalmente, para atender el incremento de solicitudes de apoyo en salud mental, entró en operación el servicio de atención prehospitalaria de emergencias en salud mental y apoyo psicológico a la comunidad, con 10 equipos móviles que prestan sus servicios 24/7. Desde la creación de esta esa estrategia, se han atendido 1.273 incidentes con vehículos de emergencia y 2.364 con vehículos de atención domiciliaria en salud mental.

Por su parte, los equipos de Salud Pública han realizado intervenciones no presenciales en familias priorizadas para prevenir aspectos como la conducta suicida, violencia contra gestantes y niños, niñas o adolescentes. También, se han desarrollado acciones virtuales en 208 instituciones educativas, promoviendo la salud mental en 50.281 niños, niñas y adolescentes; así como en 2.013 padres de familia o cuidadores. A través de la Línea 106 se realizaron 927 intervenciones para evitar o atender casos de violencia.

Salud pública y sin barreras

Al tiempo que la Secretaría de Salud ha estado al frente de las mencionadas acciones, ha puesto en marcha otras para garantizar que las personas puedan acceder a todos los demás servicios de salud, distintos a aquellos relacionados con la pandemia. Luego de evidenciar un trabajo eficiente, coordinado y resolutivo con las EPS, la Secretaría de Salud y estas Empresas Promotoras de Salud, están ejecutando la estrategia “Unidos para seguir cuidándote”, a través de la cual están trabajando de manera mancomunada en varios frentes importantes.

El primero de ellos es el seguimiento y control de casi un millón de pacientes con enfermedades como hipertensión y diabetes en la ciudad; el segundo se llama “Vacunación sin barreras” y tiene como objetivo inmunizar a adultos y niños que no hayan iniciado sus esquemas de vacunas o estén pendientes de terminarlos. A través de este último programa, ya se logró un alcance del 100 % en la aplicación de la vacuna contra la influenza en la primera dosis para menores de 1 año y en población con condiciones crónicas.

A estas dos estrategias se suman otras relacionadas con nutrición de niños y niñas, salud materna y perinatal y la de atención del COVID-19.

Por otro lado, las acciones en salud pública se siguen fortaleciendo. En cuanto a la política de cero tolerancia con la maternidad temprana en niñas menores de 14 años, para cuyo cumplimiento se han realizado actividades de prevención en el entorno educativo, orientación frente a derechos sexuales y reproductivos, así como el seguimiento a casos identificados. 

Entre tanto, para la reducción de la mortalidad infantil en Bogotá, se implementó la estrategia de identificación de niños y niñas en riesgo o con desnutrición aguda, en conjunto con la Secretaria Distrital de Integración Social, para realizar seguimiento a 17.000 niños y niñas con desnutrición aguda y en riesgo de desnutrición.

La Secretaría vela a diario por el acceso a la salud de todos los bogotanos, por eso frente a la afiliación en salud de la población de la capital del país, se registra una cobertura del 103,6 % frente a la proyección poblacional para el 2020 del Censo.

Salud desde y hacia los territorios con participación ciudadana

La ciudadanía es un actor fundamental de la construcción de la salud y las acciones participativas del cuidado mutuo. Por esto, la entidad implementó la estrategia “Promotores del Cuidado”, con la que tiene comunicación permanente con la ciudadanía para fortalecer una cultura ciudadana del cuidado y fomentar hábitos positivos como el uso de elementos de protección personal, de cara a la pandemia.

Con esta estrategia se han sensibilizado 20.199 ciudadanos, entre quienes se encuentran recicladores, taxistas, tenderos, droguistas, mensajeros, domiciliarios, líderes comunitarios, policías y peluqueros, entre otros.

La entidad también implementó la estrategia TIPS (Territorios de Innovación y Participación en Salud), cuyo propósito es potenciar la participación social en salud y la creación de sinergias para promover procesos en los territorios.

Más y mejores servicios

En el Nuevo Modelo de Prestación de Servicios Determinantes Individuales, se establece el fortalecimiento de la Red Integrada de Servicios de Salud con la construcción de hospitales y Centros de Atención Prioritaria en Salud.

Para esto, se realizará la construcción y dotación de tres instalaciones hospitalarias (Usme, Bosa y nuevo San Juan de Dios); 17 Centros de Atención Prioritaria en Salud; la construcción de las Torres de Urgencias de los Hospitales de Kennedy, Meissen y Tunal; avance en obras y dotación complementarias para la infraestructura en salud con 10 Unidades de Servicios de Salud, 3 de Salud Mental y un Laboratorio de Biocontención.

Actualmente, se encuentran en ejecución los CAPS Danubio, Manuela Beltrán, Diana Turbay, Antonio Nariño y Los Libertadores, que beneficiarán a los habitantes del sur y centro oriente de la capital.

Adicionalmente, después de ocho años, se reactivó la construcción de la segunda torre del Hospital de Meissen, una obra esperada por la comunidad y con la cual se ampliará la capacidad instalada del actual hospital en 122 camas. Esta obra tendrá una inversión de más de 17 mil millones de pesos y beneficiará a 454 mil habitantes de las localidades de Sumapaz, Usme, Ciudad Bolívar y Tunjuelito. Con estas obras se busca conseguir una atención integral en salud y promover el bienestar de la ciudadanía de Bogotá.

Entre tanto, la construcción de la segunda torre del Hospital de Kennedy avanza en el reforzamiento estructural y de sótanos; se espera que la obra sea entregada a finales de 2021 y tendrá una inversión de alrededor de 80 mil millones de pesos.

Con estas obras se busca conseguir una atención integral en salud y promover el bienestar de la ciudadanía de Bogotá.