Detrás del Alcalde

Yo participo

17 • Jul • 2019

Gobernar no solo requiere liderazgo sino también sensibilidad

Los planes de Enrique Peñalosa para la ciudad no solo comprenden la construcción de megaobras y el mejoramiento de la infraestructura vial. Se preocupa a diario por encontrar acciones efectivas, centradas en la construcción de una Bogotá segura y libre de violencia hacia las mujeres. Sueña, entre tanto, con una ciudad libre de conductas como el machismo. 

No en vano, hoy fue el lanzamiento de la campaña ‘Bogotá, espacio libre de machismo’. Una propuesta que nace en la Alcaldía y que busca interactuar con los ciudadanos en los espacios públicos, para desnaturalizar los comportamientos de este tipo. 

Conoce más detalles de la campaña ‘Bogotá, espacio libre de machismo’.

Peñalosa es un convencido de que se puede generar conciencia en las personas que habitan Bogotá, para que sean ellos mismos quienes identifiquen aquellos comportamientos machistas que se presentan en los espacios públicos y, de esta manera, se comprometan al cambio. 

Según cifras de Medicina Legal, hasta el mes de marzo, se denunciaron a nivel nacional 6.010 casos de presunto delito sexual. En Bogotá, el número asciende a una cifra de 944 casos reportados, que representan casi el 16% de estos hechos. 

Así mismo, asegura que el machismo no solo afecta a las mujeres, sino que toca también a los hombres. Resaltó como ejemplo, los casos reportados a la policía en los que se evidencia que los hombres son participes de riñas callejeras porque según el ideario social, pelear entre ellos es sinónimo de ser macho. 

Reconoce que aún convivimos en una cultura "prehistórica" respecto a este tema, puesto que en varias ocasiones se ha desaprovechado la capacidad de trabajo y la brillantez de las mujeres, debido a que se nos ha hecho creer, de manera errónea, que el rol de la mujer está limitado a las labores del hogar. 

“Es importante que la connotación de macho deje de relacionarse con lo negativo. Debemos transformar frases típicas como: ‘el hombre no puede llorar ni demostrar sus sentimientos o el hombre no puede usar determinado tipo de color, por otras conductas constructivas, que nos permitan aprovechar el desarrollo pleno de las capacidades de cada ser humano. El objetivo es vivir con felicidad”, expresó a la audiencia.

 

Esta es la visión de los ciudadanos

 

Bárbara González, es profesional en educación. Siente que vive en un sistema patriarcal porque en su mayoría, las vacantes laborales están ocupadas por hombres.

imagen de una ciudadana

No le fue fácil acceder al cargo que ocupa en la actualidad. Se ha sentido en desventaja respecto a los hombres, porque su experiencia le ha demostrado que sus compañeros, hombres, han accedido con mayor facilidad a cargos laborales, mientras que ella ha tenido que hacer maestrías y diversas especializaciones para lograr la misma responsabilidad laboral. 

Entre las acciones que Bárbara se ha ideado para combatir la tendencia social del machismo, decidió ser activista. En su tiempo extra laboral, lidera una organización de mujeres que trabajan en pro de eliminar estas brechas, prejuicios e imaginarios sociales y recibe a mujeres que han sido violentadas y les enseña artes y oficios para que puedan reintegrarse a una vida laboral. 

Bárbara está de acuerdo en que esta iniciativa de la Alcaldía para combatir el machismo en Bogotá, es un paso importante para mejorar la cultura ciudadana y valora el hecho de que éste sea un tema prioritario para el Distrito. 

Milton Wilches, es un ciudadano que siente ha sido parte del machismo en Bogotá. Coincide en que ha vivido situaciones en las que le han lanzado juicios como los que mencionó el Alcalde, en los cuales le juzgaron o le prohibieron que demostrara sus sentimientos con llanto. Recuerda que cuando era niño, escuchó el comentario de que el color rosado era para las niñas y el azul para los niños. 

imagen de tres personas posando para la foto

Milton decidió asistir al lanzamiento de esta campaña de manera voluntaria porque cree que es momento de romper con esos estigmas, que todos tenemos derecho a ser libres y a elegir según nuestros propios criterios, siendo responsables de no afectar a la sociedad. 

Le parece importante que estas acciones no sean solo iniciativas de la Alcaldía, sino que todos los ciudadanos decidan hacer parte de estas acciones que promueven cambios positivos y necesarios.

Laura Medina es estudiante, en la actualidad cursa una maestría en educación inclusiva intercultural. Asegura que ha sido víctima del machismo, pues sus gustos y tendencias han sido cuestionados por no corresponder a lo que la sociedad espera como, por ejemplo, no usar vestidos, maquillaje o tacones. 

imagen de tres mujeres

Los comentarios que Laura ha recibido al respecto, han sido direccionados a hacerla entender que ella no es una mujer femenina. 

Las acciones que ella ha desarrollado en su vida para luchar contra el machismo han sido deconstruirse a sí misma, para que esos comentarios no afecten su integridad personal. Se acepta a sí misma como es.

Le parece genial que la Alcaldía lance este tipo de campañas, porque hacen ruido y motivan a las personas a tomar conciencia y cambiar prejuicios.

 

Por: Cindy Castiblanco

LO MÁS LEÍDO
EN BLOG