Distrito destaca experiencia, sabiduría y conocimientos de los adultos mayores

Adulto mayor En el 2050, uno de cada cuatro habitantes de Bogotá, será mayor de 60 años. Foto: Integración Social
Publicado:
20
Ago
2021
Escucha la noticia

Según la Organización Mundial de la Salud entre el año 2015 y el 2050, la población de adultos mayores de 60 años, casi se duplicará, pasando de un 12% al 22%. Más o menos, ese año, habrá unos dos mil millones de personas en ese rango etario en el planeta.

Bogotá, hoy en día tiene un 14% de adultos mayores, cerca de un millón 200 mil personas, y en el 2050 será del 27%, es decir que uno de cada cuatro habitantes de la ciudad será mayor de 60 años, por lo que la capital, consciente de su importancia, se ha venido preparando para afrontar los retos que esas cifras suponen.

 

 

Agosto: Mes del Envejecimiento y la Vejez

En el marco del Mes del Envejecimiento y la Vejez, que se celebra durante todo agosto, Sonia Tovar, Subdirectora para la Vejez de la Secretaría Distrital de Integración Social cuenta detalles de la celebración y de qué se está haciendo para atender a este sector importante de la población.

¿Cuál es la importancia de esta población para la ciudad?

ST: Nuestra Política Pública Social para el Envejecimiento y la Vejez existe y se implementa desde el año 2010 y tiene una vigencia hasta el 2025.

Las personas mayores no solo han recorrido todo un trayecto en la lucha por la garantía de los derechos de todos los ciudadanos en este país, sino que además se constituyen en la población que a futuro va a ser el grupo poblacional más grande e importante en el desarrollo de nuestra sociedad.
Nos encontramos en un proceso de envejecimiento demográfico en la ciudad y en el país, pero además en el mundo y en esa medida pues este fenómeno de envejecimiento nos llama a reflexionar y a generar todas las acciones de política pública necesarias para que las personas mayores que hoy son el 14% de la población pero que en 30 años serán el 27 % pues tengan las mejores condiciones de calidad y de garantías de derecho.

Banner Mes envejecimiento

¿Cómo ha sido la celebración de este Mes del Envejecimiento y la Vejez?

ST: El Distrito se ha unido para celebrar este Mes Mayor en todas las subdirecciones locales, los Centros Días, los Centros de Comunidad de Cuidado, en todos los servicios sociales de Integración Social. También en distintos parques y escenarios públicos de la ciudad.

Este año, la celebración tiene como slogan principal: ‘Te celebro en mi vida’ y desarrollará, durante cada semana, los cuatro ejes de la política pública para el envejecimiento y la vejez en el Distrito Capital.

Durante todo el mes se trabajarán las dimensiones de la política pública social para el envejecimiento y la vejez.

En la primera semana de agosto se trabajó el tema ‘Vejez libertaria’. Durante la segunda semana el tema central fue ‘El envejecimiento como posibilidad y no como enfermedad’.
En la tercera semana estuvo el tema ‘Cuidado colectivo y la solidaridad intergeneracional’ y para finalizar el mes, en la cuarta semana, estará el tema ‘Apropiando la Convención Interamericana para la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores (CIPDHPM)’.

¿Qué opina de catalogar al envejecimiento como una enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud?.  

ST: En este Mes del Envejecimiento y la Vejez estamos promoviendo unos mensajes claves que consideramos que toda la sociedad debe acoger para que las personas mayores tengan mejores condiciones de vida en Bogotá. 
Una de ellas es el mensaje para que la vejez se vea como una posibilidad y no como una enfermedad, a propósito de las decisiones que viene tomando la Organización Mundial de la Salud, en este momento de la vejez como un síntoma de enfermedad y que a partir del año 2022 podría catalogarse como enfermedad. 

En esa medida desde la Política Pública Social para el Envejecimiento y la Vejez y desde nuestro plan de desarrollo ‘Un nuevo contrato social y ambiental para la Bogotá del siglo XXI’, en vista de que los adultos mayores cada vez van a ser una mayor población en la ciudad, debemos entender que lo que tienen  para aportar son su experiencia, su sabiduría y conocimientos. 

Adulto leyendo
Los adultos mayores son como la memoria histórica de la ciudad. Foto: Integración Social

Son la memoria histórica de nuestra ciudad, toda una reivindicación por derechos ciudadanos y, en esa medida, nosotros queremos invitar a todos y todas a leer la vejez como una oportunidad como una posibilidad de seguir aportando en el desarrollo de la ciudad; desde lo económico, lo cultural, lo político y lo social; desde todas las dimensiones del desarrollo de la ciudad.

Rechazamos vehementemente que la vejez sea asociada a una enfermedad, dado que la enfermedad es una circunstancia particular que pueden atravesar los seres humanos, en cualquier etapa de su vida, no solamente cuando se es mayor de 60 años y ese tipo de clasificaciones pueden generar mayor discriminación hacia las personas mayores.

Es como cambiar un poco el chip y promover el cuidado colectivo y la solidaridad intergeneracional, apoyados en el respeto.

 ST: Sí, las personas mayores en Bogotá cada vez tienen mayor incidencia en las políticas públicas y en la vida pública de la ciudad y allí es clave el posicionamiento de ese mensaje de la importancia de envejecer juntos y juntas, de contar con lazos de solidaridad y apoyo entre las distintas generaciones que conformamos la sociedad y por eso también desde nuestra política pública de nuestro plan de desarrollo, tenemos una apuesta muy importante que es promover en las 20 localidades la constitución y el fortalecimiento de redes de cuidado comunitario alrededor de las personas mayores.

Allí, la apuesta también es porque las personas mayores tengan el derecho a envejecer en sus territorios, en sus viviendas, en los espacios donde ha transcurrido su vida; pero contando con vecinos, con amigos, con instituciones que estemos allí para apoyar sus necesidades de cuidado;  respetando su autonomía, sus libertades y generando todo un tejido social de apoyo para atender adecuadamente todas sus necesidades, no solo de cuidado sino también de participación, de acceso a la cultura, al deporte y a todos los ámbitos de la vida de la ciudad.

Adultos mayores bailando
El Distrito adelanta distintas actividades en el Mes del Envejecimiento y la Vejez. Foto: Integración Social

¿Cuál es la razón por la cual cuatro localidades de la ciudad como Tunjuelito, La Candelaria, Chapinero y Barrios Unidos reúnen a la mayor cantidad de adultos mayores?

ST: El proceso de envejecimiento demográfico se expresa de manera distinta en cada una de las 20 localidades.

 Una de las razones principales para que en esas cuatro localidades haya mayor cantidad de personas mayores frente a la cantidad de niños, niñas y adolescentes tiene que ver con las propias dinámicas de poblamiento de la ciudad, con dónde se ubican también las oportunidades de estudio y de empleo para los jóvenes y con ese proceso histórico de cómo se ha construido y como sea densificado Bogotá.

La evolución de la historia de la ciudad ha situado a los primeros pobladores en los lugares más tradicionales de la ciudad, entonces tiene que ver con distintas variables económicas, urbanísticas y poblacionales.

¿Cómo analiza que solo el 22% de los adultos mayores de la ciudad sean dependientes?

ST: La persona mayor tiene dificultades para ver, para desplazarse o para vestirse solo o para comer, o requiere un bastón, un caminador. Ese tipo de situaciones nos muestra es que estamos en un proceso de envejecimiento muy activo y saludable. en el que cada vez más la sociedad, cuando se está en la infancia y la juventud, en la adultez, se preocupa por sus hábitos de vida, por su alimentación, por las decisiones que toma frente a su cuerpo y eso se ve reflejado en cómo es la calidad de la salud y en general el bienestar en la vejez.

Saber que en Bogotá este 78% de las personas mayores son autónomas, son independientes y no necesitan un cuidador permanente, nos muestra que tenemos una población mayor muy activa muy vital, en buenas condiciones de salud e independencia y que también por ese 22% que son casi 300.000 personas mayores, nos obliga a generar unos servicios de cuidado, unos servicios de apoyo para que estas personas que tienen alguna dependencia también puedan desarrollar todas las actividades que deseen y puedan tener una calidad de vida

¿Qué particularidades ha encontrado en su diario trabajo con las personas mayores de la ciudad?

ST: Lo que hemos aprendido en este camino de acompañar y de trabajar con las personas mayores en Bogotá, desde la Secretaría de Integración Social, es visibilizar, por ejemplo, toda la diversidad de identidades de género y orientaciones sexuales también en la vejez.

Hemos visto que aquí hay muchos mitos sobre el ejercicio de la sexualidad en la vejez y ellos han estado mostrándonos también todas las posibilidades como aquellas o aquellos que tienen preferencias por personas del mismo sexo.

También en personas mayores trans venimos haciendo un trabajo de reconocer toda esa diversidad en ese ámbito y generar allí unas acciones también de atención diferencial.  

Uno podría citar muchos ejemplos de diversidad de cómo se vive la vejez y cómo nos preparamos para envejecer activamente en Bogotá y eso es parte de la de la riqueza y de las cosas que celebramos en este mes del envejecimiento y la vejez.

¿Cuál es la importancia que tiene el Consejo de Sabios y Sabias para la administración distrital?

ST: Vamos a entrar en la segunda etapa del proceso democrático electoral de los 20 consejos de sabios y sabias.

Estos consejos eligen tanto por el criterio territorial, es decir que haya un representante de personas mayores de 60 años por UPZ en Bogotá y también representantes de las organizaciones sociales que existen de personas mayores en cada territorio.

 En este momento tenemos inscritos un poco más de 7 000 personas mayores que van a participar en este proceso electoral que se va a hacer a través de la plataforma Votec del IDPAC y estamos haciendo el acompañamiento para que se dé en las mejores condiciones, con mucha transparencia, con garantías para todos los candidatos y candidatas y también con todas las garantías para los electores que van a configurar a partir del mes de septiembre los nuevos Consejos Locales de Sabios y Sabías, uno  por localidad para tener 20 en nuestra ciudad del cual posteriormente se conforma el Consejo distrital con delegados de todas las localidades.

¿Qué cree que será lo más difícil de implementar de cara a brindar unas mejores condiciones para el envejecimiento y la vejez?

ST: Uno en los temas estructurales y centrales en cualquier política pública envejecimiento y vejez, pero particularmente en nuestro país y en nuestra ciudad, es el tema de la seguridad económica de las personas mayores comprendiendo que es un aspecto muy profundo que pasa por todas las políticas de empleo y el sistema de protecciones sociales que tenemos en el país.

Son muchos desafíos para lograr mayores coberturas en términos de empleo formal cuando se está en la juventud y en la adultez para que al final cuando se llega a la vejez pues se tengan unas mayores coberturas en pensiones, por ejemplo, que les permitan a las personas mayores tener la seguridad económica suficiente para atender sus necesidades.

Uno de los grandes desafíos es que en nuestra sociedad logre desarrollar, no solo desde el sector público, sino desde el sector privado fue todo un proceso de inclusión y de generación de servicios de cuidado a largo plazo para las personas mayores entendiendo que además cada vez son más las personas mayores que viven solas y la tendencia de nuestras sociedades ahora es cada vez a tener familias más pequeñas y a vivir solos y solas

En esa medida cuando nosotros, quienes aún no hemos llegado a los 60 años pero podamos llegar allá en 15 o 20 o 30 años seguramente al ser mucho más población, pero además al tener menos redes de apoyo familiar por la conformación que están tomando nuestras familias y la decisión de no tener hijos y bueno toda esta transición demográfica en la que nos encontramos, genera que Bogotá y Colombia tengamos que prepararnos mejor con una oferta de cuidados que pueda satisfacer todas esas necesidades frente a la dependencia cuando seamos personas mayores. 

¿Qué les diría a los jóvenes sobre cómo afrontar la vida de cara a una vejez sana?

ST: La invitación que le hacemos a todos los jóvenes de Bogotá es a que nos pensemos y nos proyectamos en un futuro en el que la vejez es un triunfo de la vida, es un triunfo de la ciencia, de la tecnología, pero también es un triunfo cuando se toman buenas decisiones en la juventud y en la adultez, por ejemplo, frente a qué alimentos consumimos, si nos ejercitamos, si tenemos la posibilidad de acceder a oportunidades de educación.

Que pensemos que todas las decisiones que tomamos día a día en nuestra juventud pues son las que van a determinar cómo vamos a envejecer y qué tanto bienestar vamos a tener cuando seamos personas mayores, si es que logramos llegar allá y tener ese triunfo en la vida de llegar a los 60 años y más. Entonces tomemos decisiones muy sabias, muy responsables con nuestro cuerpo y con nuestro propio proceso de envejecimiento humano.