Bogotá cumple 483 años en medio de una importante transición en su movilidad

TransMiCable. Según Nicolás Estupiñán, en los próximos meses comenzará la construcción del Patio Taller de la primera línea del metro. Foto: Prensa TRANSMILENIO S.A.
Publicado:
6
Ago
2021
Escucha la noticia

Hace casi 130 años comenzó a funcionar la primera línea férrea en Bogotá cuyo impulso era la tracción animal. Caballos o mulas guiaban una especie de vagones que se movían en una ciudad mucho más pequeña. Hoy, más de un siglo después, la capital está planeando la que será una Nueva Movilidad para pasar del bus a otros modos de transporte sostenibles y eficientes.

La Nueva Movilidad está en curso, está llegando con movidas claves y, mientras se construye, pedirá un poco a los que tarde o temprano se van a beneficiar: salir más temprano, teletrabajar, usar transporte sostenible que ocupe menos espacio en las vías y dejar el carro en la casa.

En el cumpleaños 483 de Bogotá, los ciudadanos ya tienen en su ciudad una evolución en el transporte, con una de las flotas eléctricas más grandes del mundo; un metro que empieza la construcción de su primera línea; una red de ciclorrutas digna de mostrar, entre otros atributos que se pueden destacar.

El secretario de movilidad, Nicolás Estupiñán, le explicó a Portal Bogotá los alcances de esta visión en la que se ha venido trabajando intensamente durante la administración de la alcaldesa Claudia López:

Portal Bogotá: Los bogotanos esperan como regalo una mejora sustancial en la movilidad, ¿en qué consiste la Nueva Movilidad de la que ha venido hablando la Administración desde hace unos meses?

Nicolás Estupiñán: La Nueva Movilidad es entregarles a todos los bogotanos y bogotanas una nueva forma de moverse, de una manera más limpia, segura, eficiente, sostenible e inclusiva.

Durante los últimos meses, Bogotá entendió que puede moverse de una manera diferente. Con el compromiso de la Alcaldesa de Bogotá hemos visto cuáles son las transformaciones que se requieren, cambios de paradigmas, para que Bogotá sea una ciudad modelo en el 2030 cumpliendo los objetivos de desarrollo sostenible.

PB. ¿Cuáles son los pasos en los que se ha avanzado?

NE. En nuestro POT estamos cambiando el modelo para que Bogotá y región ocupen de una manera diferente su territorio y puedan moverse de maneras más sostenibles. Estamos generando más de 4,2 millones de metros cuadrados de espacio para los peatones y haciendo la transición a una movilidad férrea sostenible. En el POT están contemplados más de 100 kilómetros de Regiotram que van a conectar a la ciudad con su región, también más de 80 kilómetros de metro, 7 cables y la Cicloalameda más larga de América Latina (25 km.), que irá desde El Tunal hasta la calle 170.

PB. ¿Qué logros concretos resaltaría hasta ahora?

NE. Todos esos cambios se ven reflejados en acciones diarias y concretas. Tenemos 1.485 buses eléctricos rodando en la ciudad como parte de la renovación de la flota de TransMilenio, incentivos para el transporte de carga y la infraestructura de la carrera 9, carrera 7 y calle 13. Todo esto refleja el esfuerzo por una movilidad más sostenible y equitativa, que permita redistribuir el espacio público para las personas.

PB. El Concejo ha aprobado temas cruciales de movilidad y uno de los grandes logros ha sido la hoja de ruta para la descarbonización. ¿Cómo avanzan esas relaciones?

NE. Con el Concejo compartimos esta visión. Hemos trabajado en muchos proyectos con enfoques sostenibles y verdes que permiten que Bogotá de pasos más decididos hacia la una transformación en la movilidad. Avanzamos con el tema de publicidad exterior visual como fuente para implementar un sistema público de bicicletas. Con la aprobación del rescate social, se podrá garantizar la movilidad de los bogotanos.

PB. A pesar de los problemas de los últimos años, es más lo que TransMilenio le ha aportado a la ciudad. ¿Cuáles son esas contribuciones que ha dejado en sus dos décadas de funcionamiento?

NE. TransMilenio es un símbolo de Bogotá y tiene mucho espacio para crecer y mejorar. La ciudad ya tomó una decisión sobre cuál va a ser su sistema de movilidad. El Sistema cumple una función estructural, pero tiene problemas de servicio, principalmente porque le estamos pidiendo más de lo que puede hacer; los números de ocupación en horarios pico, nos obligan a repensar la movilidad y cambiar el paradigma hacia los sistemas férreos que se complementen con otros sistemas de transporte. TransMilenio será el alimentador del metro, pero con mejor servicio. Le seguirá haciendo un importante aporte a la ciudad.

PB. ¿Cómo sería el modelo de movilidad bajo el nuevo paradigma que se propone?

NE. Necesitamos desarrollar un modelo integral con más infraestructura para nuestros ciclistas, cables, modos férreos que nos conecten con la región al occidente y el norte y un sistema integrado multimodal sostenible y seguro.

PB. También está el reto de una ciudad de 30 minutos. ¿A cuánto estamos de esta meta y en qué hay que avanzar para acercarnos?

NE. Hace parte también de nuestras decisiones personales. Usar medios sostenibles, acercar los trabajos a los hogares con usos del suelo más mixtos con vivienda, comercio, educación, salud y todos los servicios que ofrece la ciudad. Así tendremos desplazamientos más cortos y modos de transporte más eficientes.

PB. ¿Qué van a ver los bogotanos cuando se levanten en el cumpleaños 500 de Bogotá?

NE. Vámonos primero a este cumpleaños: van a encontrar una de las flotas eléctricas más grandes del mundo. Por fuera de China, Bogotá es la ciudad que tiene el mayor número de buses eléctricos rodando.

La red de cicloinfraestructura más grande de América Latina. El año pasado entregamos 84 kilómetros de ciclovía segregada y directa para los desplazamientos de pandemia.

El 17 de septiembre empezamos con la construcción del Patio Taller de la primera línea del metro. Un mes después inicia la obra del deprimido de la calle 72, también parte de la primera línea. Cerramos la prefactibilidad de la segunda línea subterránea a Suba y Engativá.

Ya comenzaron los diseños de ingeniería de valor para comenzar la construcción del corredor verde de la Carrera Séptima.

Le vamos a entregar a Bogotá una red multimodal sostenible, una ciudad de 30 minutos con mejor calidad de vida, más segura, que integre el patrimonio arquitectónico y cultural para que las vías no solo sean para moverse entre dos puntos, sino que sean un lugar para estar.