Conoce el plan para el mejoramiento de 38 corredores viales de la ciudad

Personas trabajando en una obra de infraestructura. El convenio tendrá una inversión de $18.078 millones: $17.500 millones de IDU y $578 millones de UMV. Foto: Prensa UMV.
Publicado:
26
Jul
2021
Escucha la noticia

El Instituto de Desarrollo Urbano - IDU y la Unidad de Mantenimiento Vial - UMV firmaron un convenio para realizar el mantenimiento de 35 kilómetros de malla vial arterial no troncal e intermedia en 38 corredores viales de la ciudad que fueron priorizados estratégicamente y que contribuirán a la reactivación económica generando 117 empleos y mejorando las características competitivas de la ciudad en lo que respecta a su infraestructura de movilidad.

Serán 124.525 metros cuadrados de huecos y otras imperfecciones que dificultan el tránsito de más de 4 millones de ciudadanos que habitan o circulan por estos sectores. El convenio interadministrativo 1374 de 2021 se pone un plazo de 13 meses para realizar parcheo, bacheo y sello de fisuras con intervenciones de atención inmediata, y tendrá un costo de $18.078 millones ($17.500 aportados por el IDU y $578 por la UMV).

Los primeros corredores a intervenir serán:

• Avenida Boyacá: entre la Avenida Salitre (Calle 66A) y la Avenida San José (Calle 170).
• Avenida Agoberto Mejía (Avenida Carrera 80): Entre la Avenida Calle 3 y la Avenida Bosa (Calle 59ª Sur)
• Avenida José Celestino Mutis (Calle 63): Entre la Avenida 7 y la Avenida Calle 68.

¿Cómo se ejecutará el convenio?

El IDU realiza la priorización de los tramos y aporta más del 95 % de los recursos. La UMV, por su parte, se encarga de la ejecución, realizando actividades de "conservación por reacción" en la malla vial arterial no troncal y en la intermedia que soporta las rutas del SITP. Se encargará del acopio y trasiego mecánico de material de fresado y también hará el inventario completo, a través de diagnóstico en vía, de daños como desprendimientos, huecos o baches. A su vez, coordinará la señalización, planes de manejo de tráfico y la operación de tránsito para las labores.

Según Libardo Celis, subdirector técnico de mejoramiento de la malla vial de la UMV, la UMV operaría con "cuatro frentes de trabajo, que corresponden a 117 personas, de 9:00 p.m. a 5:00 a.m. para causar el menor perjuicio posible a los usuarios de la vía.

Ante la consulta del Portal Bogotá sobre el cronograma, el ingeniero argumentó que este tendrá un plan de trabajo a 13 meses: "Dos meses para planeación y 11 para ejecución de las obras (un mes para hacer correcciones que se puedan presentar). Tenemos previsto realizar el diagnóstico a finales de este mes, de manera que a finales del mes de agosto se estarían ejecutando las obras".

Una de las grandes ventajas, según advierte el funcionario, es la posibilidad de realizar los trabajos con rapidez, pues no habría un proceso licitatorio por ser entidades del orden distrital. Entre otros beneficios, está la capacidad de cada una de las partes para fortalecer los procesos: el IDU con su capacidad de planeación y la UMV con su ventaja operativa y maquinaria a su servicio.

El director del IDU, Diego Sánchez Fonseca, coincide en destacar la importancia de esta articulación, dadas las ventajas competitivas de las dos entidades:

La cabeza del Instituto de Desarrollo Urbano, también destacó la importancia del convenio en el marco de la reactivación económica que avanza a paso firme en la capital; pues el beneficio, además de la generación de 117 puestos de trabajo, se vería reflejado en la productividad y la seguridad vial que son esenciales para el funcionamiento armónico de la ciudad. Se beneficiarán, de manera directa e indirecta, a más de 4 millones de habitantes de 19 localidades.

“Esta unión de esfuerzos no solo busca la reparación puntual de la malla vial priorizada, para el bienestar de los ciudadanos y una mejor movilidad por estas vías, sino que se busca también generar un aporte importante a la reactivación económica, en la medida que se espera generar con estas obras 117 empleos (entre directos e indirectos)”, señala el director del IDU, Diego Sánchez Fonseca.

¿Cómo está la malla vial de la ciudad?

El 48% de la malla vial urbana y rural de Bogotá está en buen estado, el 37% se encuentra en estado regular y el 15% está en mal estado. De la malla vial urbana, el 50% se encuentra en buen estado, el 37% en regular estado y el 13% está en malas condiciones. La conservación de la red vial debe ser una actividad recurrente, que se debe adelantar periódicamente, considerando que las vías se deterioran constantemente por acción de las cargas y del medio ambiente.

Estado malla total vs urbana.

Frente a la malla vial arterial troncal, el 77% está bien, el 22% regular y solo el 1% en mal estado. En la malla vial arterial no troncal, el 54% está en buen estado, el 41% en regular y el 5% en malas condiciones. La malla vial intermedia, es decir aquella que soporta el Sistema Integrado de Transporte Público, está en un 54% en buen estado, en 39% en regular y el 21% en mal estado. La malla vial local, según la misma estadística, está en buen estado en un 43%, en regulares condiciones en un 36% y en un mal estado en un 21%.

Estado de la malla vial de Bogotá.
Diagnóstico de la malla vial urbana. Fuente IDU Bogotá.

Así se determina el estado de las vías de la ciudad

El estado de la malla vial se determina a partir de estrictos criterios técnicos con equipos de alto rendimiento y métodos visuales a través de parámetros estandarizados bajo norma internacional. Las condiciones de pavimento se clasifican sobre cartografía en software. Así lo explicó Sully Rojas, directora técnica estratégica del IDU:

Inversiones

El costo de reparar la malla vial, es decir, llevar la que se encuentra en regular y mal estado a bueno, requeriría de una inversión cercana a los $5.4 billones. Sin embargo, tanto el IDU como la UMV adelantan acciones estratégicas para garantizar la funcionalidad de esta en toda la ciudad y en beneficio de todos los ciudadanos.

Actualmente el IDU adelanta la estructuración y apertura de 15 procesos para adjudicar un total de 21 contratos de obra y 21 de interventoría en los próximos 2 meses. Estos contratos están amparados en presupuesto 2021 ($261.888 millones), y vigencias futuras 2022 ($254.771 millones) y 2023 ($238.760 millones). Con estas inversiones se calcula la generación de aproximadamente 32.000 empleos (directos e indirectos) en este lapso de tiempo.

Para este año, el instituto cuenta con una partida en su presupuesto de $28.037 millones para limpieza de vallados y canaletas y para suscribir los convenios suscritos con la Secretaría Distrital de Movilidad, el Fondo de Desarrollo Local de San Cristóbal y el convenio con la UMV ya mencionado.

Por su parte, la UMV cuenta con un presupuesto cercano a los $612.696 millones para la actual administración, con el que adelantaría acciones en la mejora de la malla vial local, intermedia y rural, además de conservación de ciclorrutas y mejoramiento del espacio público. Actualmente, adelanta un convenio con la Alcaldía Local de Kennedy por $5.115 millones, en el que el Fondo de Desarrollo Local aportará $4.650 millones y la UMV $465 millones para el mejoramiento de las vías de esta localidad del sur de Bogotá

En cuanto a la infraestructura vial rural, la UMV realizará el mejoramiento de 2,5 kilómetros de vía de la Troncal Bolivariana en el sector que corresponde a Vegas – Chorreras, en la localidad de Sumapaz, dentro de los límites del Distrito, con una inversión de más de $5.000 millones. A través de Regalías, recibirá $76 mil millones para el mejoramiento de 33,08 kilómetros de vías que conectan las localidad de Sumapaz.