En el Día Mundial de la Enfermería Bogotá reconoce su labor en pandemia 👏

Imagen de las enfermeras del Hospital El Tintal. Grupo de enfermeras que prestan sus servicios en el área de hospitalización del Hospital El Tintal, localidad de Kennedy. FOTO. Archivo particular.
Publicado:
12
Mayo
2021
Escucha la noticia

Cada 12 de mayo se conmemora Día Internacional de la Enfermería. No es un secreto que la pandemia del COVID-19 ha puesto el foco en la maratónica e increíble labor del personal sanitario; entre ellos las enfermeras y los enfermeros que brindan su esfuerzo y conocimiento para salvar la vida de miles de pacientes, incluso si ello implica sacrificar el tiempo personal y de compartir con sus familias.

La alcaldesa Claudia López agradece a todos los enfermeros y enfermeras por sus sacrificios a lo largo de la pandemia y por su arduo trabajo para salvar vidas:

Así mismo, el secretario de Salud, Alejandro Gómez, extendió su mensaje de agradecimiento a la labor que realizan los profesionales de enfermería, puesto que su servicio es extraordinario, de planeación y necesario para enfrentar situaciones de salud históricas como la pandemia por coronavirus:

Por su parte, Portal Bogotá visitó el Hospital El Tintal de la Subred Integrada de Servicios de Salud Sur Occidente, ubicado en la localidad de Kennedy, para dar a conocer la labor de tres enfermeras que prestan sus servicios desde tres distintos frentes: urgencias hospitalarias, unidad de hospitalización pediátrica y Unidad de Cuidados Intensivos de pacientes positivos o con sospecha de COVID-19.

El objetivo de compartir estas tres historias es rendir un homenaje a la labor tan importante y humanitaria de la enfermería en el ámbito de la salud y con ello evidenciar el trabajo de tres mujeres cuya vocación de servicio es símbolo del esfuerzo de todos y todas las enfermeras de Bogotá y el mundo, que están en el frente de batalla, durante los 365 del año, para promover el cuidado de la vida.

🔵 Sandra Patricia Ávila - Auxiliar de enfermería en UCI para pacientes positivos o con sospecha de COVID-19

Imagen de perfil de Sandra Patricia - Enfermera axiliar.

Sandra Patricia Ávila es una caleña de 44 años, madre de tres hijos, que en el pasado decidió viajar a Bogotá para cumplir su sueño de ayudar a los demás, cursó sus estudios en la Corporación Educativa Humanar y desde hace seis años se desempeña como auxiliar de enfermería en la ciudad.

"Elegí esta profesión porque me gusta ayudar a la comunidad. Antes de ser enfermera trabajé con Integración Social, atendía a habitantes de calle, personas con discapacidad y trabajadoras sexuales, vi muchas personas enfermas y abandonadas, así que formarme para brindar ayuda y atención desde el sector salud se convirtió en mi prioridad", explicó Sandra Patricia. 

Sandra vive en Ciudad Bolívar y todos los días se levanta a las 5:00 a.m. para dejar el almuerzo preparado y emprender su viaje hacia el Hospital El Tintal, donde presta sus servicios.

Asegura que la mayor dificultad que ha tenido en el ejercicio de su trabajo fue enfermarse por COVID-19, pues en junio de 2020 cuando dio positivo, tuvo que resguardarse durante un mes, contagió a todo su núcleo familiar y aun cuando no tuvo que ser remitida a una UCI, asegura que tuvo miedo de morir y quedó con secuelas constantes como fatiga y dolores de cabeza. Sin embargo, hoy continúa ejerciendo su labor con orgullo y dedicación.

También recordó como otra de las mayores dificultades, la situación de orden público que se generó alrededor de las recientes protestas, pues debido a los bloqueos y dificultades en la movilidad, tuvo que irse caminando desde el Hospital El Tintal hasta su hogar en Ciudad Bolívar; demoró cuatro horas y media en ese recorrido y llegó a casa con heridas en sus pies.

"Los bloqueos durante las protestas me han afectado bastante, tuve incluso que quedarme en el hospital durante dos días y doblarme en turno para cubrir a los compañeros que no podían llegar. Entiendo que las personas tienen el derecho a la protesta, sin embargo quienes somos parte del personal de salud también tenemos derecho a ejercer nuestro ejercicio de salvar vidas, estamos en el frente de batalla, sobre todo ahora con la pandemia. Muchos pacientes necesitan de nuestros cuidados, en especial quienes se están debatiendo entre la vida y la muerte en las UCI", precisó Sandra Patricia.

Patricia invita a la ciudadanía a seguir cuidándose y mantener las medidas de bioseguridad como el lavado de manos y uso continuo de tapabocas para minimizar los contagios por coronavirus, así como no perderse la oportunidad de recibir la vacuna, pues considera que estas acciones contribuyen en gran medida para superar de la mejor manera el tercer pico de COVID-19 y reducir la mortalidad.

🔵Milena García Gómez - Enfermera Jefe del área de hospitalización pediátrica

Foto de perfil de Milena García. Enfermera jefe.

Milena García Gómez es egresada de la Fundación Universitaria del Área Andina y se desempeña desde hace un año como enfermera jefe en el área de hospitalización pediátrica del Hospital El Tintal. Su jornada laboral va desde la 1:00 p.m. hasta las 7:00 p.m. y coordina la atención de niños y niñas, desde recién nacidos hasta los 17 años de edad.

“Elegí la enfermería como mi proyecto de vida porque en mi familia hay muchas enfermeras y ellas me encaminaron hacia esta labor. Cuando llegué al ámbito hospitalario me enamoré y descubrí que en definitiva es lo que me gusta hacer”, explicó Milena.

El trabajo de Milena consiste en estar atenta a todos los requerimientos de cada paciente con el objetivo de mejorar su estado de salud y favorecer el proceso de recuperación.

Coordina a las auxiliares de enfermería, administra los medicamentos, hace toma de laboratorios, revisión de historias médicas, control de signos vitales, de temperatura corporal y todas aquellas actividades de atención en salud que se requieren según la condición de cada paciente.

En un día puede recibir entre 12 y 18 pacientes que llegan a la unidad con complicaciones respiratorias o gastrointestinales, entre otras, y ha sido testigo de varios casos y patologías; niños con fiebre muy alta que convulsionan, con signos de deshidratación y diversas complicaciones.

Asegura que su mayor satisfacción es ver cuándo se les da de alta a los niños, pues su recuperación fue fruto del trabajo y esfuerzo tanto de la parte médica como del equipo de enfermería. A su vez, menciona que la mayor dificultad desde el ejercicio de su profesión es tener que remitir a un niño o niña a la Unidad de Cuidados Intensivos.

"Mi principal recomendación para los padres y madres de Bogotá es a que cuiden de la mejor manera la salud de sus hijos, así se evita que lleguen con complicaciones severas que pueden ser prevenibles. El lavado de manos es fundamental para evitar infecciones y enfermedades, abrigarlos bien y estar alerta de los signos de alarma como fiebre alta, es el primer paso para remitirlos rápidamente al área de urgencias", precisó la enfermera jefe.

🔵 Angie Camila Arias - Auxiliar de enfermería del área de Urgencias del Hospital El Tintal

Imagen de perfil de Angie Camila Arias. Auxiliar de enfermería.

Angie Camila es una joven de 21 años que está debutando como auxiliar de enfermería, lleva una semana prestando sus servicios en el área de 'triage' de urgencias del Hospital El Tintal. Gracias al esfuerzo de su familia logró cursar el técnico en el Instituto Medised de Fontibón, siendo este el primer paso para lograr su sueño de convertirse en enfermera jefe y ejemplo para su hija de cuatro años.

"Cuando mi abuelo paterno enfermó, yo me encargué de brindarle todos los cuidados que necesitaba para recuperarse. En esa época me di cuenta que la labor de enfermería es muy importante y que mi sueño era estudiar para convertirme en una enfermera jefe. Gracias a eso, hoy estoy dando el primer paso al prestar mis servicios en el Hospital El Tintal", explicó Angie Camila.

El trabajo de Angie Camila consiste en recibir a los pacientes pediátricos que llegan por urgencias al hospital, hacer registro de signos vitales, informar sobre sus derechos y deberes, y remitirlos a la zona de espera para el llamado del médico especialista. 

Aún cuando solo lleva una semana en la práctica de su profesión, Angie Camila asegura que las principales dificultades a las que se ha enfrentado es memorizar y llevar el ritmo de los procedimientos y bases de datos que debe diligenciar, así como recibir pacientes (niños, niñas y adolescentes) que ingresan a urgencias por causas como intento de suicidio o víctimas de abuso sexual.

En cuanto a las satisfacciones que le deja su labor, Angie menciona que le gusta recibir con amor a los niños y niñas e incluso cantarles o arrullarlos para tranquilizarlos, así como ser una guía para brindar tranquilidad y ayuda a los padres en cuanto al proceso hospitalario y de atención de los pacientes.

"Como enfermera me gustaría extender la invitación a los padres y madres bogotanas para que insistan en el cuidado responsable de sus hijos, para que piensen bien a qué personas le ceden el cuidado de los mismos y de esta manera evitar situaciones de abuso que pueden ser prevenibles", precisó Angie Camila.