Integración Social le cumple a Bogotá en el Plan Distrital de Desarrollo

Funcionarios de Integración Social en las calles Balance de Integración Social del Distrito. Foto: Archivo Portal Bogotá
Publicado:
24
Feb
2021
Escucha la noticia

La Tropa Social de la Secretaría Distrital de Integración Social ha buscado e identificado a más de 73 000 hogares con jefatura femenina, que se encuentran en situaciones vulnerables y de pobreza en Bogotá.

Este es uno de los grandes avances que ha cumplido la entidad en una de las metas trazadas en el propósito 1 del Plan Distrital de Desarrollo, ‘Un Nuevo Contrato Social y Ambiental para la Bogotá del siglo XXI’.

Precisamente para reducir la incidencia de la pobreza monetaria en Bogotá, la SDIS creó en el marco de la Estrategia Territorial Integral Social (ETIS), la Tropa Social.

Un equipo de más de 1 500 troperos y troperas que, desde el 11 de noviembre y hasta la fecha, han dado respuesta a 3 985 hogares desde los servicios de Integración Social, en particular 1 792 de estos hogares han tenido atención inmediata por déficit nutricional o alerta en inseguridad alimentaria con la entrega de bono de emergencia social. Tropa social en la calle

Foto archivo Portal Bogotá

La primera fase que se cumplirá durante este mes de febrero y marzo terminará con 104 000 hogares con jefatura femenina identificados.

Además, cumpliendo con el nuevo contrato social con igualdad de oportunidades para la inclusión social, productiva y política, 740 hogares con personas en condición de discapacidad están siendo ingresados a las diferentes unidades operativas del Proyecto 7771 de Discapacidad, para así ir incrementando a un 30 % la atención de esta población, meta del PDD.

Gracias al abordaje de la Tropa Social, durante este año, 500 hogares que manifestaron violencia intrafamiliar han sido valorados por la Subdirección para la Familia.

Sin embargo, entre enero y noviembre de 2020, las Comisarías de Familia atendieron 27.470 víctimas de violencia intrafamiliar, de ese total, 20.273 fueron mujeres. Durante la pandemia, la atención de las comisarías ha mantenido su servicio presencial y garantizan el acceso a la justicia y la protección de las víctimas de violencia intrafamiliar.

Desde que empezó la nueva administración de la primera mujer alcaldesa de Bogotá, Claudia López, los servicios sociales han aumentado y renovado. Por ejemplo, con la apertura de dos nuevos centros de atención para personas mayores en Puente Aranda y Engativá la capacidad aumentó y permitió que las personas mayores que no cuentan con un domicilio permanente para pasar la noche tengan una nueva oportunidad. 

Por parte de la Tropa Social, 653 personas mayores fueron identificados en las jornadas e iniciaron su proceso de ingreso a los programas de Centro Día de la Subdirección para la Vejez.   

Durante el 2020 y lo corrido de este 2021, Integración Social ha garantizado la atención integral a niñas, niños y adolescentes en riesgo o situación de trabajo infantil y migrantes en riesgo de vulneración de sus derechos de manera flexible con enfoque diferencial y de género a través de 1.304 atenciones en 13 Centros Amar, 2.856 en 30 unidades territoriales de la Estrategia Móvil y 117 en Centro Abrazar mediante la estrategia Aprendemos Jugando para Cuidarnos en Casa.

Allí brindan seguimiento continuo a las familias y los participantes realizando búsquedas en los diferentes sectores de la ciudad.  

Actualmente ya van más de 69.000 niñas, niños y adolescentes beneficiados por los servicios y estrategias de la Subdirección para la Infancia.

Uno de los grandes avances que también ha llevado a cabo la SDIS fue identificar en el 2020 cerca de 7.500 jóvenes que viven en barrios vulnerables de la ciudad para encaminarlos hacia nuevos proyectos de vida. La Estrategia RETO, una iniciativa de la Subdirección para la Juventud, presentó nuevas oportunidades de vida y crecimiento personal a los y las jóvenes de diferentes barrios en Bogotá. Jóven caminando relajado

Foto: Archivo Idiprón

Con esta iniciativa, la secretaria, Xinia Navarro, busca darle prioridad a jóvenes que son población ‘Ninis’ (ni estudian ni trabajan) y viven en situación de vulnerabilidad económica y social. 

De esta manera, Integración Social, avanza en el cumplimiento del sexto logro del propósito 1 del Plan Distrital de Desarrollo, tocando las puertas de todas las casas de esta población con estrategias móviles, canales virtuales y servicios sociales. Además, los adolescentes, desde que se implementó esta estrategia, se están educando en derechos sexuales y reproductivos.

Ayudas y servicios incluyentes no paran

Gracias a Bogotá Solidaria en Casa, estrategia para el manejo de los impactos social y económico por el Covid-19, se logró la entrega (entre bonos canjeables, transferencias monetarias y subsidios en especies) de 536.710 ayudas a población vulnerable de Bogotá.

Con las dificultades que trajo la emergencia sanitaria, la población habitante de calle ha seguido recibiendo una mejor atención integral, ayuda y, sobre todo, la contención emocional para facilitar que esa vida de calle se convierta en una vida con nuevas oportunidades. 

En cumplimiento con el Nuevo Contrato Social y Ambiental de la Bogotá del siglo XXI, las jornadas de autocuidado se han garantizado a población migrante, carreteros, habitantes de calle, ofreciéndoles el servicio de duchas, baños, ropa limpia, servicio de peluquería, alimentos y atención en salud.

El año pasado fueron, más de 200 jornadas de desarrollo personal en calle y, de esas, más de 3 000 ciudadanos habitantes de calle participaron.

En el propósito 1 del Plan Distrital de Desarrollo, la SDIS ha cumplido a cabalidad con el logro 3 de implementar el sistema distrital de cuidado y la estrategia de transversalización y territorialización de los enfoques de género y diferencial para garantizar la igualdad de género, los derechos de las mujeres y el desarrollo de capacidades de la ciudadanía en el nivel distrital y local.

Integración Social ha atendido a más de 1.200 mujeres habitantes de calle a quienes se les ha promovido sus derechos en temas de salud, educación, dignidad humana e higiene en la experiencia menstrual con enfoques de género y diferencial.

Un equipo de profesionales se ha encargado no solo de hacer entrega de toallas higiénicas, sino de suministrar kit de aseo y ropa interior, así como capacitar a las mujeres en la importancia del cuidado menstrual y en derechos sexuales y reproductivos.

Además, el Eje de ampliación de capacidades y generación de oportunidades desarrolló una labor muy importante, 312 ex habitantes de calle culminaron sus procesos de formación académica.

Para romper las barreras sociales y de discriminación, la SDIS ha trabajado en la inclusión y garantizar los derechos de la población LGBTI y motivarla a participar en espacios para visibilizarla y empoderarla en un entorno seguro. 

Por ello ha realizado diferentes mesas de trabajo que generan respuestas institucionales, además de una atención integral para las personas y luchando contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género. 

Desde la estrategia territorial a grupos LGBTI, esta población ha sido beneficiaria de los ‘Bonos arco iris’, transferencias monetarias condicionadas y la cedulación para la población trans.