Aprendizajes y respuestas de Bogotá frente al COVID-19

Imagen aérea de Bogotá Claudia López ha planteado la necesidad de convertir a Bogotá en una ciudad cuidadora
Publicado:
19
Mayo
2020
Escucha la noticia

El COVID-19 es una tragedia contemporánea que puso en evidencia la fragilidad del mundo globalizado y la interdependencia de las sociedades humanas. Sin embargo, en Bogotá la crisis se transformó en una oportunidad única para saldar deudas sociales históricas e instaurar un sistema de cuidado y bienestar sin precedentes en América Latina.

Transformar las crisis en oportunidades  

Desde el inicio de su administración, la alcaldesa Claudia López ha planteado la necesidad de convertir a Bogotá en una ciudad cuidadora, mediante la creación de un nuevo Contrato Social y Ambiental para el siglo XXI.

Para lograr este nuevo contrato social, la administración se había propuesto implementar políticas en 4 años, y así, sentar las bases para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). No obstante, la pandemia del Covid-19 cambió las reglas de juego y obligó a acelerar los planes.

Ayuda alimentaria

Desde la llegada del nuevo coronavirus la ciudad ha tenido que adaptarse e innovar para hacer frente a la crisis social y económica generada. Por eso ha sido necesario transformar las crisis en oportunidades y se han tomado medidas para acelerar las transformaciones sociales que estaban planeadas. Esta respuesta ha hecho de Bogotá un referente para Colombia y para la región de América Latina. 

  Por ejemplo, gracias a los aprendizajes del confinamiento, la ciudad será la primera capital del continente en establecer un ingreso mínimo garantizado. Para lograrlo, la ciudad ha transformado el sistema de subsidios y donaciones creado durante la cuarentena, en un programa permanente.

Bogotá Solidaria en Casa ya ha beneficiado a más de 2 millones de ciudadanos con ayudas y el plan es aprovechar su institucionalidad para que siga funcionando con transferencias focalizadas en población en pobreza extrema, vulnerable y víctimas del conflicto armado. Con esta medida la alcaldesa López sentó el primer ladrillo de su Contrato Social y posicionó a Bogotá como la primer gran ciudad de América en adoptar un modelo de bienestar social.

Bogotá Solidaria en Casa

Adicionalmente, el gobierno de la ciudad ha otorgado alivios económicos para los hogares de la ciudad, mediante el aplazamiento de pagos de varios impuestos. Con esta medida se le permitió a los hogares destinar recursos adicionales para el consumo de bienes y servicios necesarios durante el aislamiento preventivo.

De igual manera los comerciantes y empresarios también recibieron ayudas que se vieron materializadas en la apertura de líneas de crédito y en garantías para continuar con la operación de actividades asociadas con el abastecimiento de productos de primera necesidad. 

  La alcaldía también le dio la vuelta a la tensión entre las voces que protegían intereses económicos y los sectores que defendían la cuarentena. Para atender los cuestionamientos, se hizo público el modelo epidemiológico de la ciudad para compartir abiertamente con la ciudadanía la misma información que es utilizada para tomar las decisiones e implementar las medidas.

Corferias

Con esto los ciudadanos y los medios tuvieron acceso total a las cifras del avance de la pandemia. El resultado fue un consenso amplio respecto a la necesidad de mantener las medidas de protección. La decisión de hacer públicos los datos científicos hizo que los últimos sondeos de opinión arrojaran un apoyo del 80% al confinamiento.

Esta administración ha basado su toma de decisiones teniendo en cuenta la evidencia científica, así como las percepciones y comportamientos de los ciudadanos. A través del enfoque de la Cultura Ciudadana, ha sido posible identificar comportamientos y creencias de los ciudadanos que deben ser afirmadas o transformadas rápidamente para poder hacer frente a la crisis. Desde esta perspectiva, afrontar la pandemia es un asunto de corresponsabilidad entre el gobierno de la ciudad y sus ciudadanos.

A partir de esta idea, se ha incrementando progresivamente la confianza, el compromiso y el apoyo de la ciudadanía en la implementación de las medidas de aislamiento y autocuidado. Incluso la alcaldesa fue la protagonista de videos donde explicaba la pandemia con tablero y marcador y enseñaba a armar tapabocas en casa, como una manera de mostrar que la respuesta a la pandemia está en las manos de todos. Los resultados son positivos: aumentó la confianza ciudadana y la gente aseguró haber apropiado el lavado de manos (81%) y el uso del tapabocas (75%) en su vida diaria.

  Otras medidas que se multiplicaron por la pandemia fueron las de protección a las mujeres. Ya que la cuarentena hizo que aumentaran los casos de violencia intrafamiliar, el Distrito decidió poner en marcha un sistema de cuidado con enfoque de genero. Algunas innovaciones para la ciudad fueron el fortalecimiento de la ‘Línea púrpura’ y la creación de 60 líneas territoriales para atención a víctimas las 24 horas del día. Además, se dispuso de un equipo de asesoramiento legal gratuito y se crearon los ‘Espacios seguros’, un programa en donde cadenas de supermercados y farmacias se convertían en puntos de asistencia para casos de maltrato. 

Los niños y jóvenes de la ciudad también fueron atendidos por el Distrito para garantizar su pleno acceso a la educación. Por eso se desarrolló la estrategia ‘Aprende en Casa’ que articuló recursos virtuales, ayudas pedagógicas y material bibliográfico para que los estudiantes pudieran continuar su aprendizaje desde casa durante el aislamiento preventivo.

Los aspectos positivos de la respuesta a la pandemia también se han reflejado en el modelo de transporte. La ciudad ha tenido que reducir el 88% de la capacidad de su sistema de buses para evitar contagios. Como respuesta, la alcaldía habilitó vías exclusivas para uso de la bicicleta.

Bogotanos en bici

Inicialmente se dispuso 35 km de carriles temporales pero ya se anunció que la ciudad contará con 80 km de bici carriles permanentes. Esta red será esencial de cara al levantamiento del confinamiento. Los planes de la administración de la ciudad están encaminados a mantener la baja ocupación de su sistema de buses TransMilenio no solo con las estrategias para la bicicleta sino con el establecimiento de Bogotá como una ciudad 24 horas. Con esto se distribuirá la demanda del sistema a lo largo del día.

  Las transformaciones impulsadas en Bogotá no solo han sido exitosas de acuerdo a las encuestas, sino que los datos epidemiológicos confirman los aciertos. Hasta el momento, su sistema de salud ha evitado el colapso manteniendo liberada la capacidad de UCI. Además, Bogotá  tiene una de las menores tasas de fallecidos por millón de habitantes (17.3) en América del Sur. 

En suma, todas las medidas aplicadas durante la emergencia por Covid-19 han sido acompañadas con estrategias de recreación, cultura y deporte,  para ayudar a la ciudadanía a sobrellevar la incertidumbre y preservar la salud mental durante estos tiempos difíciles.  

Haga clic aquí para conocer otras medidas y disposiciones legales adoptadas durante la emergencia por Covid-19.